null: nullpx
Abusos

Despiden al CEO de Miss America por referirse a las modelos como "perras"

En e-mails internos filtrados a los medios, se puede ver el lenguaje despectivo que usaba Sam Haskell, el director del concurso de belleza, para referirse a las candidatas. Haskell fue suspendido este viernes.
23 Dic 2017 – 12:24 PM EST

A pesar de que Sam Haskell fue durante nueve años el CEO del concurso de belleza Miss América, competición que cada año elige a una representante de la belleza nacional, no parecía sentir mucha simpatía por las entaconadas reinas.

El Huffington Post reveló este viernes una cadena de mails bochornosos enviados durante un periodo de tres años en los que Haskell usaba un lenguaje despectivo y soez para referirse a las jóvenes coronadas. El CEO ha sido destituido de su cargo como consecuencia.

En los mensajes internos a otros trabajadores del concurso, Haskell se refería a las mujeres como “perras”, "sin clase" y "sin inteligencia para el éxito".

En un mail del 18 de agosto de 2014, se puede leer claramente cómo Haskell le pide a Lewis Friedman, el encargado de hacer los libretos para el certamen, que deje de referirse a las antiguas candidatas como “eternas” Miss América y que emplee en su lugar el término “exreina”. Friedman respondió: “Ya he cambiado el “eternas” por “perras”. ¿Eso te funciona?”, a lo que el CEO del concurso replicó: “Perfecto”, y añadió expresiones de risas.

En mayo de 2014, Haskell le reenvió a un ejecutivo de la compañía otro e-mail en el que Tammy Haddad, miembro de la junta directiva de la organización, se refería a antiguas reinas como una “pila de descontentas que culpan al programa por no llevarlas a dónde creen que pueden llegar”, para luego añadir: “el 80% de las ganadoras no tienen clase, ni inteligencia, ni tipo para el éxito”.

El contenido de los correos electrónicos motivó la publicación de una carta firmada por 49 reinas en la que pedían la destitución del CEO.


Además, algunas han anunciado su intención de emprender acciones legales, como Mallory Hagan, a la que Haskell se refirió de esta manera: “No pasa un solo día en el que no oiga historias terribles acerca de Mallory”. A lo que de nuevo Friedman responde: “Seremos los únicos cuatro que no nos hemos acostado con Mallory?”.

En un momento en que las mujeres están denunciando los abusos sistemáticos por parte de hombres poderosos en la industria del entretenimiento, no parece sorprendente que este tipo de maltratos se cocinaran en el concurso de belleza.

Vea también:

Violaciones, acoso y miedo: los 52 relatos de terror de las mujeres que denuncian a Harvey Weinstein

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Abusos
Publicidad