Pop

Mario Bautista: un chico normal con más de 8 millones de followers y un disco de oro

Gracias a su fans, este mexicano pasó de ser un Viner a convertirse en una estrella pop con su disco 'Aquí estoy'.
22 Ago 2016 – 4:27 PM EDT

El domingo por la noche, Mario Bautista reunió más de 2 millones de followers en Twitter. Quienes comunicaron esta nueva marca no fue el mismo a través de sus redes sociales, no fue su disquera, ni su management, fueron sus fans.

A través del hashtag #2MMarioBautista, que las mismas #Bautisters convirtieron en trending topic durante varias horas, le hicieron saber al mundo que su ejército rebasa los 2 millones de personas y no le pidieron permiso a nadie.

Esta es la historia de la carrera de este mexicano, que paso de ser Vine star a estrella pop en solo tres años gracias a la relación que generó con su audiencia.


Mario Bautista abrió su cuenta de Twitter en 2010 y él mismo cuenta que todo empezó cuando subió la foto en la que una mariposa monarca se paró en su brazo. A partir de ese momento empezó a hablar de amor en Twitter y mucha gente se identificó con sus palabras.


Más tarde descubrió Vine, esa app en la que puedes subir videos cortos que se repiten en loop. Ahí fue donde se convirtió en una estrella. Para 2013 ya había 750 mil seguidores que estaban interesados en sus historias. Y en 2014 estuvo nominado en múltiples categorías de los MTV Millennial Awards donde salió ganador como el Millenial + Hot a pesar de estar nominado junto a Maluma. También fue nominado en los Kids Choice Awards y se llevó el premio de Personalidad Favorita en las redes sociales superando a Galilea Montijo.

Mario se dio cuenta de que todos estos premios los había recibido gracias al voto y el apoyo de la gente decidió salir a conocerlas. Empezó haciendo apariciones en centros comerciales donde apenas llegaban unas 40 fans, que pronto se convirtieron en hordas de miles. Su primer convivencia solo con sus fans fue el 14 de febrero de 2013, fecha que definió su relación íntima con las bautisters, pues con el tiempo pasaron de ser sus fans a sus novias.


Mario construyó una relación muy estrecha con sus bautisters. Entre esos tweets sobre el amor estableció una hora, las 11:14, un símbolo de amor con ellas que significa que estarán “siempre juntos”. Un chiste local que solo ellos saben cómo interpretar. Las “11:14” ha sido trending topic tantas veces que ni vale la pena mencionar el número exacto. Un código que marca esa relación cercana de intimidad entre ellos.


Bautista siempre estuvo cerca de la música y desde niño soñó con convertirse en cantante. Viene de una familia de músicos donde su mayor ejemplo siempre fue su prima Fey, el ícono pop de los 90 que canta la 'Media Naranja'. En octubre de 2014 pisó un escenario como cantante por primera vez para abrir el concierto de Austin Mahone en Guadalajara. A partir de ese momento se dedicó a ser telonero de muchos artistas, entre ellos The Wanted, y a finales de ese año dio a conocer sus primeros dos sencillos 'Ven a bailar' y 'Siempre juntos' además de anunciar que en 2015 tendría listo su disco completo. El inicio de su carrera como cantante fue develado con un video a través de su canal de YouTube donde declaró que era “hora de cambiar”.

En 2015 salió de gira con su #PreparandoElCaminoTour en el que hizo más de 50 shows incluyendo un sold out en el Teatro Metropólitan de la Ciudad de México. Ese año ganó como Mejor Artista Norte en los European Music Awards de MTV, Favorito de las redes sociales en los Kids Choice Awards y lo premiaron como Icono Digital y Artista Buzz en los MTV Millennial Awards. Mario se convirtió en toda una personalidad a través de transmitir el mensaje de que cualquiera puede lograr lo que se proponga si decide perseguir sus sueños.

El 2016 empezó fuerte para Mario Bautista. Todo el esfuerzo que puso en crecer sus redes sociales para lanzarse como músico en sus propias plataformas dio resultado. En febrero cantó junto a Alejandro Sanz en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, y continuó promocionando su disco que saldría próximamente.


No le tomó más que un par de meses para transformarse en una estrella pop que bien puede competir en contra de los grandes íconos del pop internacional en las listas de populardad. Hoy mismo se encuetra en el lugar número 3 en el top Social 50 de Billboard debajo de Justin Bieber y Ariana Grande, pero arriba de Drake, Rihanna y Selena Gómez.

Apenas cumplió 20 años, conoció a Steve Aoki, lanzó su disco debut Aquí Estoy, grabó el video de su sencillo ‘Sin tu amor’ en Colombia y en solo dos semanas reunió las ventas suficientes del álbum para recibir un disco de oro en vivo en el noticiero Primero Noticias con Carlos Loret de Mola. Así nomás.


En una entrevista reciente para Billboard, Bautista reveló el secreto detrás de su éxito sin ningún recelo, pues sabe que las relaciones solidas como la suya con su audiencia se construyen un día a la vez: “Las personas se sienten motivadas viendo a un chico normal como yo hacer grandes cosas. Estoy tan feliz de vivir mi sueño, y quiero compartir todo esto con todo el mundo.” Mario se dio cuenta de que la mejor manera de acercarse a la gente es mostrarse como un ser humano normal.


Bautista le ha dado el poder absoluto a sus fans de los pasos a seguir en su carrera. Le pidieron que sacara un perfume con su marca. Le pareció buena idea y lo hizo. Estos pequeños grandes gestos de dedicación hacia sus fans le dan cada vez más peso como líder de opinión y al mismo tiempo empodera a la gente. A Mario le preocupan los prejuicios reciales y de clase social en la población mexicana. Su manera de romper con lo que le parece que está mal es ponerse a si mismo como el ejemplo de que no se necesita ser güero ni tener mucho dinero para ser una estrella.


RELACIONADOS:PopPop LatinoCultura PopUforia MusicLocal

Más contenido de tu interés