Política

"Si no tienes un muro, no tienes país", dice Trump en su visita a los prototipos en California

El presidente llegó a San Diego este martes para conocer los modelos del muro que desde octubre se construyeron en la frontera con Tijuana. Su visita se da en momentos de tensión entre el gobierno local y la administración Trump, que recientemente demandó al estado por sus políticas migratorias.
13 Mar 2018 – 2:46 PM EDT

El presidente Donald Trump llegó este martes en la mañana a la Base Aérea Militar de Miramar en San Diego, en su primera visita a California en más de un año que lleva en el poder. Su primera parada fue para conocer los ocho prototipos del muro, construidos en la frontera con Tijuana, México.

"Para la gente que dice que no quiere un muro, si no tuviéramos muros aquí, ni siquiera tendríamos un país, ni un país", dijo el mandatario junto a los funcionarios y agentes con quienes visitó los modelos de la valla que prometió construir en la frontera con México desde que estaba en campaña.


Una vez ante las cámaras, el presidente comenzó a hacerle preguntas al funcionario de la Patrulla Fronteriza que lo acompañaba buscando en sus respuestas las justificaciones para levantar el muro con México. "¿Cómo era esto aquí antes de que se construyera la valla?", preguntó; "era una situación caótica", respondió el agente. Se referían a la barda que se colocó desde principios de la década de los 90.

"Por cierto, el estado de California nos está rogando para que construyamos muros en algunas áreas, ellos no les quieren decir eso", aseguró el mandatario al defender su idea, que ha sido fuertemente rechazada por legisladores y organizaciones civiles. Un día antes de su visita, el gobernador Jerry Brown le envió una carta abierta a Trump en la que le decía específicamente que "en California estamos enfocados en puentes, no en muros".

El presidente arremetió contra Brown y señaló que hace un "trabajo muy malo gobernando California". "Este lugar está fuera de control", afirmó. El gobernador le respondió estos duros comentarios a través de Twiter: "Gracias por el saludo, @realDonaldTrump. Pero los puentes son aún mejores que los muros. Y California sigue siendo la sexta economía del mundo y el estado más prospero de EEUU".


Trump insistió en que el muro es un pedido de los californianos: "Nosotros les dijimos que necesitamos todo el muro. Y hay ciertas áreas en las que realmente quieren que construyamos el muro. Porque la gente se queja, porque la gente entra".

Al ser cuestionado sobre su preferencia entre los ocho prototipos construidos, señaló que sería uno que permitiera ver hacia el otro lado. "Necesitas saber qué hay en el otro lado del muro... puedes estar a dos pies de un cártel criminal y no saberlo", explicó.

"¿Cuál es la importancia de poder ver a través del muro?", insistió en sus preguntas el mandatario y el funcionario de la Patrulla Fronteriza, a su lado, le explicó que le permitiría avisar a las autoridades vecinas de cualquier situación. Con sus interrogantes al agente fronterizo, Trump insistía en demostrar los "peligros" de no tener un muro.

El presidente agregó que una valla metálica, como la que hay actualmente en varios tramos de la frontera, "no es suficiente", pues tiene decenas de agujeros reparados por las autoridades a punta de soldadura y que fueron hechos por inmigrantes que intentaban cruzar al otro lado. "Lo primero de lo que me di cuenta es de la cantidad de agujeros que hay en ese muro. Arreglan los agujeros, pero no se ven muy bonitos tapados con más valla".


Como una reacción a la visita de Trump a la frontera, la jefa en funciones de la Patrulla Fronteriza, Carla Provost, aseguró que los "muros funcionan", pero admitió en que su efectividad va de la mano con la tecnología y los agentes. "La infraestructura por sí sola no disuadirá a los inmigrantes de tomar el camino peligroso del ingreso ilegal a nuestro país", dijo. El mismo análisis fue hecho por la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen M. Nielsen, quien cree además que es necesario cerrar los vacíos legales del sistema migratorio.

¿Quién pagará por el muro?

Los ocho prototipos que inspeccionó el mandatario fueron construidos desde octubre del año pasado con un presupuesto de 20 millones de dólares de la Casa Blanca, pero la construcción del muro requerirá que el Congreso apruebe un fondo de por lo menos 21,000 millones de dólares.

Seis empresas participaron en la construcción de los modelos del muro en un lugar situado a escasos metros del actual terreno que divide Otay Mesa, en California, y Tijuana, en México. El gobierno comenzó a evaluarlos el pasado primero de diciembre y ha dicho que "espera empezar con la construcción del muro lo antes posible".

Sin embargo, aún no está claro de dónde saldrá el dinero para su financiación, un estimado de 20,000 millones de dólares, aunque Trump insiste en que serán pagados por México.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha rechazado de manera insistente y rotunda tal pago.

El propio Trump lo confirmó el sábado en un mitin en Pennsylvania, donde relató una llamada telefónica con su homólogo mexicano en la que este le pedía que comunicara públicamente que México no va a pagar la construcción del muro, a lo que Trump le contestó: "¿Estás loco? No voy a hacer esa comunicación".

Durante su visita a los prototipos este martes, Trump recordó que tiene una muy buena relación con el presidente Peña Nieto e insistió en la importancia de la cooperación entre ambos países.

Protestas por su visita

A su llegada a la zona fronteriza ya lo esperaba una manifestación del lado mexicano, donde los miembros de la Alianza Migrante de Tijuana sostenían pancartas en contra de la construcción de la valla.

"Hemos cedido y no quemaremos a Trump (una piñata) y no brincaremos el cerco, pero estaremos convocando a un boicot económico para que los residentes de la frontera no compren todo en Estados Unidos", señaló a Univision Noticias Sergio Tamay, representante de esta organización.

"Continuaremos con protestas que serán pacíficas, pero llegará el momento en que tengamos que bloquear la garita", agregó.


Este grupo de cerca 50 personas estaba en Tijuana, pues asegura que en San Diego era difícil hallar un sitio para protestar. Sin embargo, ellos tampoco lograron ver bien lo que sucedía, pues la Patrulla Fronteriza estacionó un grupo de camiones de 18 ruedas entre la barda metálica que separa a Tijuana y el pie de los prototipos. Con eso bloqueó la visibilidad desde el lado mexicano.

Las manifestaciones en el sur de San Diego están limitadas a una zona designada para protestas, a unas millas de donde se encuentran los prototipos del muro fronterizo. El sheriff instaló desde la semana pasada letreros que advierten que nadie debe acercarse con objetos que pudieran usarse como armas para enfrentamientos.

El Departamento del Sheriff anunció una serie de restricciones temporales para ingresar a las calles aledañas al lote en que se encuentran los prototipos del muro, "en un esfuerzo para proteger los derechos de los ciudadanos a una protesta pacífica", según la dependencia.

Contribuyeron con esta nota Damià Bonmatí, Patricia Clarembaux y Jorge Morales Almada.

En fotos: Así conoció Donald Trump los prototipos del muro que prometió contra los inmigrantes

Loading
Cargando galería