Muertes

"Dieron más de lo que recibieron": recuerdan a familia hispana fallecida en accidente ocasionado por policía ebrio

Según las autoridades, una pareja hispana y su hijo menor de 19 años perdieron la vida luego de que su auto fue impactado por el deportivo que era conducido por un agente fuera de servicio, quien se encontraba bajo los efectos del alcohol.
29 Sep 2017 – 9:50 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Los esposos Mario y Maribel Dávila, y su hijo Óscar, de 19 años, viajaban durante la noche del pasado martes por la autopista 605, en el este del condado de Los Ángeles, California, cuando un deportivo que circulaba a alta velocidad los golpeó por detrás. En un instante, los tres terminaron atrapados en su auto, que empezó a arder en llamas. Así perdieron la vida.

El sospechoso de este trágico accidente es Édgar Omar Verduzco, de 26 años, agente de la Policía de Los Ángeles (LAPD). Según una investigación preliminar, conducía un Chevy Camaro modelo 2016 bajo los efectos del alcohol. En ese momento se encontraba fuera de servicio y fue arrestado.

Este jueves el policía fue puesto en libertad y abandonó la Cárcel Central para Varones en el centro de Los Ángeles mientras la Patrulla de Caminos de California (CHP) espera los resultados de laboratorio que determinaría si conducía ebrio. No está claro si el agente cubrió la fianza de 100,000 dólares que se le había impuesto.

El jefe del LAPD, Charles Beck, dijo estar consternado por el hecho de que uno de sus oficiales habría provocado un choque "horrible" debido a una imprudencia. "No puedo explicar lo enfadado y decepcionado que estoy de que un agente de la Policía de Los Ángeles no respete las leyes y cause un accidente con consecuencias tan graves", expresó el miércoles en una conferencia de prensa.

"Iniciamos una investigación administrativa y la Patrulla de Carreteras de California (CHP) comenzó la investigación criminal", agregó Beck.

En una cuenta en la página GoFundMe, que este jueves había recaudado más de 16,000 dólares para cubrir gastos fúnebres, amigos y familiares recordaron a las víctimas de este percance como personas devotas, desinteresadas, amigables y bondadosas.

"Eran miembros de la Iglesia Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, voluntarios de la comunidad de Riverside, partidarios de las artes, y los tres tuvieron influencias positivas en quienes los rodeaban", dijo Jenny Vázquez, quien abrió el fondo para obtener donativos. "Aquellos que los conocieron (…) no podían evitar acercarse a ellos debido a su abnegación y bondad", agregó.

Óscar, el hijo de los Dávila, fue recordado como un chico inteligente, talentoso en la música y un fiel servidor de su parroquia. "Era un caballero, trabajador y una persona muy feliz", afirmó Vázquez.

Sobre el matrimonio, Vázquez expresó que "dieron más de lo que recibieron y pasaron esa lección a sus hijos".

A esta pareja le sobreviven tres hijos, mayores que Óscar. Los Dávila vivían en Riverside, a unas 50 millas del lugar donde fallecieron.

Debido a que sus cuerpos terminaron calcinados, la Oficina del Médico Forense del condado de Los Ángeles indicó que los identificará oficialmente hasta la próxima semana.

Según las autoridades, el deportivo conducido por el agente Verduzco impactó el auto de la familia Dávila y luego chocó contra un Toyota Scion modelo 2010, cuya conductora, una mujer de 31 años, resultó con heridas leves. El percance ocurrió alrededor de las 10:20 pm. del martes en la carretera 605 en dirección sur, cerca del bulevar Washington, en la ciudad de Whittier.

Verduzco, de 26 años y vecino de Santa Ana, se fracturó la nariz tras la colisión y fue arrestado bajo sospecha de manejar ebrio y ocasionar lesiones. Él sirvió en las Fuerzas Armadas.

El canal KTLA reportó que antes del accidente, el joven agente publicó en sus redes sociales el video de un bar que incluía la frase "No bebas y manejes".

Accidente de autobús en Palm Springs deja múltiples muertos y heridos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AccidentesPolicíaLos AngelesHispanos