Demandas

La millonaria Amazon roba sueldos y descansos a sus empleados en California, según demandas

Esta semana la empresa que lidera el comercio electrónico recibió otra acción legal en su contra, que se suma a una serie de acusaciones por presuntas faltas a las leyes laborales.

LOS ÁNGELES, California.- La empresa Amazon, propiedad del hombre más rico del mundo, ha sido acusada en una demanda interpuesta esta semana en una corte de Sacramento, California, por tomar el liderazgo en el comercio electrónico abusando de sus empleados, negándoles descansos y robándoles salarios.

Se trata de una nueva acción legal que se une a una serie de acusaciones contra esa compañía por presuntas faltas a las leyes laborales que han salido a la luz este año en California. La queja más popular alega que la empresa exige largas y extenuantes jornadas a sus empleados, pero no les paga lo justo.

El litigio más reciente se presenta poco después de que el fundador de Amazon, Jeff Bezos, logró amasar una fortuna de unos $100,000 millones gracias a las desaforadas compras del Viernes Negro, ratificándolo como la persona más rica del mundo.

La querella presentada esta semana ante el Tribunal Superior del condado de Sacramento asegura que a los trabajadores de un centro de envío de Amazon en esa región no les compensaban los descansos perdidos, no les pagaban horas extras e incluso en las jornadas de más de 10 horas les descontaban el tiempo que les requería llegar del área de entrada a su estación de trabajo.

La queja argumenta que debido al tamaño de ese centro de despacho les tomaba mucho tiempo recorrerlo a pie; sin embargo, no les compensaban por el alargue de su período de trabajo.

Esta acción legal, interpuesta por Romeo Palma, un empleado del centro, señala a Amazon y a la empresa Golden State FC, que administra centros de despacho en San Bernardino, Sacramento y el Valle Central de California. La querella busca el estatus de demanda colectiva para agregar a más afectados.

Sobre este caso, la empresa no quiso comentar por tratarse de un litigio pendiente, aunque subrayó en un comunicado que “seguimos todas las leyes laborales estatales y federales”. Por su parte, voceros de la compañía Golden State no estuvieron disponibles.


Este verano, Michael Ortiz, exgerente de turno en varios almacenes de Amazon en el área de la Bahía de San Francisco, presentó otra demanda ante la Corte Superior del condado Contra Costa acusando al gigante de las ventas electrónicas por supuestamente no pagarle horas extras.

Ortiz trabajó como gerente de turno en una estación de entrega de Amazon en Richmond. En total, trabajó para Amazon durante unos 11 meses hasta que fue despedido en diciembre de 2016 luego que se resbaló y se cortó un ojo mientras trepaba a una cinta transportadora para quitar paquetes atascados, lo cual fue una violación a una norma de seguridad de la empresa.

Según el relato de Ortiz, su supervisor le pidió que reportara que se había caído en las escaleras del centro, aunque finalmente fue despedido cuando resultaron versiones distintas sobre ese incidente.

Otra demanda presentada este año por dos antiguos empleados acusó a la compañía de no pagarles el tiempo extra, ni los descansos para comer, esto en los centros de procesamiento ubicados en Patterson (en el condado Stanislaus) y San Bernardino, en el sur del estado.


Amazon tiene la reputación de ofrecer extenuantes jornadas laborales a quienes recogen, empacan y distribuyen sus pedidos. Así ha logrado posicionarse como el líder de las ventas minoristas por internet, pero le han llovido acciones legales por presuntas violaciones a las leyes laborales. A lo largo de los años, algunas firmas de abogados han presentado demandas similares contra la compañía en California.

Aunque no todas las querellas han prosperado. En 2014, la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó por unanimidad que los trabajadores de almacenes de Amazon no tenían derecho a recibir un pago de horas extras por el tiempo que pasaban esperando para pasar las revisiones de seguridad, que se utilizan para impedir el robo.

La ley establece que las empresas deben ofrecer descansos de 10 minutos por cada 4 horas de trabajo. Esas pausas no deben incluir el tiempo de viaje desde y hacia el área de trabajo. Si un empleador no le proporcionar a un trabajador el descanso requerido se le exige que le pague una hora extra por cada día de trabajo.

Amazon se ha ido apoderando del sector minorista. Entre 2010 y 2016 las ventas de Amazon en Estados Unidos quintuplicaron de 16,000 millones de dólares a 80,000 millones.


RELACIONADOS:AmazonCaliforniaEmpleo