null: nullpx
Espionaje

Federales acusan a residente de California de espiar para el gobierno chino y entregar información clasificada

Edward Peng, de 56 años y residente de Hayward, llevó a cabo varios intercambios en los que entregaba dinero en efectivo a cambio de secretos de seguridad nacional que luego entregaba a funcionarios de inteligencia en Beijing.
1 Oct 2019 – 09:13 PM EDT

SAN FRANCISCO, California. – El Departamento de Justicia presentó cargos contra un residente del norte de California que presuntamente operaba como espía del gobierno chino. Xuehua Peng, también conocido como Edward Peng, está acusado de entregar información clasificada a oficiales de inteligencia ese país.

Según los documentos federales, Peng, de 56 años, llevó a cabo varios intercambios en los que recibía secretos estadounidenses en materia de seguridad nacional para luego viajar al país oriental para realizar la entrega a funcionarios del Ministerio de Seguridad del Estado de la República Popular de China.

“Su arresto expone y desarticula una operación puesta en marcha por oficiales de inteligencia chinos para recopilar información sin tener que poner un pie en este país. Este caso ilustra la seriedad de los esfuerzos del espionaje chino y la determinación del gobierno de Estados Unidos para impedirlos”, dijo el fiscal federal John C. Demers en una conferencia de prensa este lunes en San Francisco.

Las autoridades federales revelaron que Peng, quien es residente de la ciudad de Hayward, enfrenta cargos criminales por participar en intercambios secretos, realizar pagos, poseer y entregar directamente en Beijing tarjetas digitales que contenían información relacionada con asuntos de seguridad nacional de Estados Unidos, delitos por lo que podría pasar hasta 10 años en prisión y recibir multas de $250,000 dólares.

“Los cargos anunciados hoy ponen al descubierto los esfuerzos secretos de la República Popular de China para conseguir información clasificada en seguridad nacional de EEUU, así como la batalla que nuestra comunidad de inteligencia lleva a cabo para proteger a nuestra población, nuestros ideales y nuestra defensa nacional”, subrayó David L. Anderson, fiscal federal de Distrito para el norte de California.

Los agentes federales advirtieron que la forma de operar del detenido evidenció una mezcla de las antiguas prácticas de espionaje con las nuevas tecnologías. La acusación documenta al menos cinco intercambios exitosos y uno más que sirvió como ensayó que fueron llevados a cabo entre junio de 2015 y junio de 2018 en ciudades del Área de la Bahía y Georgia.

El modus operandi

Los documentos de la corte revelaron que los puntos de intercambio de información eran hoteles en Newark y Oakland, California, así como en Columbus, Georgia. Además, en cuatro de las cinco entregas exitosas Peng dejó en el lugar pagos en efectivo de entre $10,000 y $20,000 dólares.

El Departamento de Justicia indicó que las actividades ilegales de Peng fueron rastreadas hasta el mes de junio de 2015, cuando el acusado recogió un paquete vacío que le había dejado una fuente confidencial en la recepción de un hotel de Newark como parte de un ensayo para futuros intercambios. En la primera transacción, realizada en octubre de 2015, Peng recogió un paquete que contenía la tarjeta SD con la información clasificada.

La forma en la que solía operar el detenido era a la usanza de los espías de antaño. “En cada una de las entregas, Peng reservó la habitación de un hotel y dejó la llave para que la fuente confidencial la recogiera (y) luego dejaba sobres con dinero en efectivo en la recámara y tomaba la tarjeta digital que había dejado la fuente”, explicaron las autoridades federales.

La investigación reveló que cada vez que el sospechoso recuperó la tarjeta SD se dispuso a viajar a Beijing. El representante del Ministerio de Seguridad del Estado le indicaba, a través de códigos, dónde y cuándo se llevarían a cabo los intercambios y cuánto dinero debía dejar a cambio de la información clasificada, así como las fechas exactas en las que debía entregar el material en China.

Agentes del FBI, quienes también participaron en la investigación, lograron filmar en secreto a Peng mientras se llevaba a cabo uno de los intercambios, además de interceptar varias de sus llamadas telefónicas con los hombres clave de los oficiales de inteligencia chinos.

Peng fue arrestado por las autoridades federales el pasado 27 de septiembre en su vivienda de la ciudad de Hayward y tuvo su primera comparecencia en una corte federal de San Francisco.

Pintalabios-pistolas y paraguas mortales: estos son los objetos secretos de los espías de la KGB (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés