null: nullpx
Inmigración

Niña con parálisis cerebral será procesada por las autoridades fronterizas tras salir del hospital

Se esperaba que Rosa María Hernández, de 10 años, fuera dada de alta esta mañana y se entregara a la Patrulla Fronteriza para ser procesada, luego de que dos agentes la custodiaran desde Laredo hasta el centro médico.
25 Oct 2017 – 1:13 PM EDT

La niña indocumentada con parálisis cerebral, que fue sometida a una cirugía mientras era custodiada por agentes fronterizos, retornará a Laredo para ser procesada por las autoridades, según familiares.

Se esperaba que Rosa María Hernández, de 10 años, saliera el miércoles del hospital Driscoll de Corpus Christi en el que se recuperaba tras una operación de la vesícula.

Dos agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) la custodiaron el martes desde el punto de control en Freer, al este de Laredo, hasta el hospital, donde se quedaron supervisándola.

Los agentes determinaron que Rosa no tenía documentos para estar legalmente en el país cuando se trasladaba al hospital.


La abogada Leticia González le dijo a Pedro Rojas de Univision Noticias que la niña será procesada por CBP.

La agencia fronteriza confirmó que agentes la escoltaron hasta el hospital para que recibiera el tratamiento, pero "de acuerdo con las leyes de Estados Unidos, al darle de alta será procesada".

Se desconoce si la pequeña podrá retornar de inmediato con familiares o sería enviada a un centro para menores indocumentados del Departamento de Salud y Servicios Humanos, señaló la abogada. Acotó que un familiar la acompañará hasta el punto de control.


La Patrulla Fronteriza en Laredo aseguró que ya le habían notificado al consulado de México.

La madre de la menor, Felipa de la Cruz, dijo a Univision Noticias que la niña vive en EEUU desde que tiene tres meses. Teme que si la regresan a México no podrá darle el apoyo que necesita para tratar su enfermedad.

"Aquí está toda su vida. Ella necesitará muchas terapias y pues allá yo no podré dárselas", dijo llorando la mujer.

El mes pasado, una pareja que llevó a su bebé de dos meses a un hospital en la ciudad fronteriza de Harlingen fue puesta en proceso de deportación, luego de que se presentaron agentes fronterizos en el centro médico.

Los padres debían viajar al hospital infantil en Driscoll porque su hijo necesitaba atención más especializada. Tras comentarle al personal que temían ser revisados en un punto de control migratorio, agentes de la Patrulla acudieron al lugar.

Un vocero de CBP indicó en ese momento que buscaron facilitar el traslado del menor. Durante la estadía del pequeño en el hospital, los agentes los tuvieron todo el tiempo bajo supervisión, de acuerdo a lo declarado por el padre.

Vea también:


Fotos: así detiene la Patrulla Fronteriza a los migrantes que cruzan el Río Grande

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés