null: nullpx
Incidentes de Odio

“Montón de mexicanos, nadie los quiere aquí, espaldas mojadas”: así insultaron a una enfermera estadounidense y su familia

Ángela Gómez, una enfermera que reside y trabaja en San Antonio, Texas, grabó con su celular parte de los insultos que una mujer le gritó a su familia en frente de visitantes y empleados en el parque Six Flags el pasado sábado. El altercado se dio después de que supuestamente le pidieron a la mujer que no dejara sentar a su hijo sobre una mesa.
6 Jun 2018 – 4:18 PM EDT

HOUSTON, Texas. - Ángela Gómez, una enfermera de 28 años nacida en el estado de Washington, quien actualmente vive y trabaja en San Antonio, Texas, todavía no puede creer que una simple recomendación de buenos modales por parte de una tía suya a una familia anglosajona con niños, se tornara en una agresión verbal con tintes raciales.


“Todos ustedes son un montón de mexicanos, nadie los quiere aquí, deberían regresar al lugar de donde vinieron… espaldas mojadas, agradécenos por recibir asistencia del gobierno”, asegura Gómez que les gritó una mujer, acompañada de su esposo y dos hijos, a quien minutos antes ella y su familia le había cedido una mesa en el parque de diversiones Six Flags Fiesta Texas, el pasado sábado.

Gómez logró grabar con su celular solo parte del incidente, específicamente cuando la mujer se acerca a la pantalla del teléfono y le dice “espaldas mojadas”, pero dice que varias personas que estaban en mesas aledañas, e incluso empleados del lugar, presenciaron el altercado.

“Nosotros llegamos alrededor de las 10 am al parque para celebrar el cumpleaños de una prima. Éramos como 15 y fuimos temprano para agarrar varias mesas y poder sentarnos juntos”, dijo Gómez en una entrevista telefónica con Univision Noticias.

En horas de la tarde, según el relato, una pareja que tenía una niña y un niño les preguntó si podían usar una de las mesas que ella y su familia estaban ocupando. Gómez les respondió que sí y movió sus pertenencias.

Al cabo de un rato, el hijo de la pareja se sentó sobre la mesa y una tía de Gómez se dirigió a la madre del menor y le pidió: “Le puedes decir que se siente en la banca y no en la mesa porque ahí es donde estamos comiendo”. En ese momento el padre le contestó que solo era un niño. Pero la madre, al parecer molesta por el comentario, les dijo que ya estaban terminando y empezó con los insultos.

“Ahí fue cuando decidí grabar. Quería que me lo dijera en cámara y registrar su rostro. Así tendría pruebas de que nosotros no empezamos el problema, en caso de que el personal de parque quisiera sacarnos”, dijo Gómez al tiempo que reconoció que le contestó con maldiciones y le pidió que se fuera de allí. Ese intercambio se escucha en la grabación.

La enfermera dijo que estaba enojada con lo ocurrido y en ese momento decidió publicar el video en Facebook. La mayoría de usuarios que lo vieron, dice, reaccionaron con comentarios de respaldo, pero algunos otros enviaron mensajes muy negativos y hasta amenazantes.
Gómez, quien es hija de un militar jubilado que prestó servicio en las Fuerzas Armadas de Estados durante 25 años, lamenta que este tipo de ataques se estén viendo con tanta frecuencia.

“Esto no está bien. Me pregunto por qué de repente algunas personas se sienten tan cómodas diciendo ese tipo de cosas (insultos raciales) en espacios públicos, en frente de niños”, dijo y agregó que la mujer no tenía bases para concluir que ella y su familia eran mexicanos.

Gómez cree que la mujer solo se fijó en el color de la piel de algunos de sus familiares y asumió que eran de México e indocumentados. “No estábamos hablando en español, aunque sabemos hablarlo y, honestamente, hubiera querido que en ese momento hubiéramos estado hablándolo… no me intimida hablar español en público”.

Una de las cosas que más le llamó la atención a Gómez del incidente fue que, a pesar de que había empleados cerca de donde ocurrió el altercado entre las familias, nadie se acercó para intervenir o ver qué estaba pasando, ni llamaron a seguridad.

“Solo diez minutos después una empleada vino a preguntar qué había ocurrido y cuando le contamos que habíamos sido agredidos, respondió que si volvíamos a ver a la familia implicada les avisáramos”.

Sydne Purvis, directora de comunicaciones del parque, envió un mensaje a Univision Noticias en el que asegura que tienen una política de tolerancia cero para este tipo de comportamiento. “Lamentamos profundamente que este intercambio haya ocurrido en nuestro parque”, escribió.

A la pregunta de si el parque cuenta con protocolos que indiquen a los empleados cómo reaccionar ante altercados de tipo racial, que cada vez son más frecuentes en espacios públicos, Purvis respondió enviando un párrafo de las políticas del parque publicadas en su sitio de internet: “Se espera que los visitantes del parque se comporten de manera amigable y familiar. Las conductas agresivas, revoltosas y problemáticas, así como el uso de lenguaje y gestos abusivos no serán toleradas”.

Gómez decidió retirar el video de su cuenta de Facebook. “Antes de recibir amenazas y mensajes molestos de personas desconocidas, Facebook ha eliminado el video, así que por favor eviten enviarme mensajes para preguntarme por qué ya no está”, escribió en un post.

En fotos: Incidentes de acoso y crímenes de odio tras la elección de Donald Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés