null: nullpx
Asilo Político

"Les pido que no nos dejen, que no nos abandonen", la súplica de un periodista mexicano detenido por ICE

Emilio Gutiérrez Soto, quien huyó de México en 2008 y pidió asilo en EEUU, está en un centro de detención de ICE en Texas. Asegura que no se dará por vencido: “Si me tengo que poner en una huelga de hambre lo voy a hacer”.
11 Dic 2017 – 03:11 PM EST

Desde un puesto de detención en una zona remota a 90 millas de El Paso, Texas, el periodista mexicano Emilio Gutiérrez Soto aseguró que permanece sin sus medicamentos y con "comida asquerosa", luego de pasar casi 10 años buscando asilo en Estados Unidos.

“Estamos deprimidos. Practicamente nos hemos pasado el tiempo en la cama”, señaló Gutiérrez Soto durante una rueda de prensa organizada en Washington D.C. por el National Press Club, que vela por la seguridad de los periodistas.

El abogado del comunicador considera que la forma en la que ha sido tratado el periodista de 54 años, detenido junto a su hijo de 24 años el 7 de diciembre, es una "táctica" de las autoridades migratorias para que retorne a México. Pero Gutiérrez Soto aseveró desde el centro en Sierra Blanca, Texas, que no se dará por vencido porque de este proceso "dependen nuestras vidas".

“Si en un momento dado yo me tengo que poner en una huelga de hambre total lo voy a hacer porque nuestros principios morales son más altos que el grado criminal con el que nos están tratando”, dijo durante la conferencia transmitida por internet. “No nos vamos a rajar”.


La detención

Gutiérrez Soto y su hijo Óscar fueron detenidos cuando acudían a una cita con ICE (Servicio de Inmigración y Aduanas, por sus siglas en inglés).

La lucha del periodista por conseguir asilo en Estados Unidos comenzó en junio de 2008. Gutiérrez Soto relató que huyó cuando una amiga le advirtió que su vida corría peligro debido a sus notas sobre la corrupción de militares mexicanos que robaban a civiles. Fue retenido por meses en un centro de detención y liberado en enero de 2009. Su hijo también fue dejado en libertad tras pasar dos meses en un centro juvenil.

En julio de este año, un juez de inmigración negó su petición de asilo. Se apeló la decisión ante la Junta de Apelaciones de Inmigración del Departamento de Justicia (BIA, por sus siglas en inglés), pero en noviembre, cuatro meses después de que fue introducida, la negó porque había recibido la notificación con un día de retraso, señaló su abogado Eduardo Beckett.

Beckett enfatizó que las autoridades tenían una dirección incorrecta del abogado anterior y que más allá del "error humano" en los tiempos en los que se mandó la apelación, los más significativo es la decisión del juez que negó el asilo.

"Es la injusticia de decir que un reportero se puede regresar, que el gobierno lo va a proteger", afirmó en una entrevista con Univision Noticias previa a la rueda de prensa.

Desde el año 2000 han sido asesinados 121 periodistas en México. Al menos 11 han muerto en el país en 2017.

Luego de la orden del juez, Gutiérrez Soto y su hijo decidieron pedir que se detuviera una deportación y solicitar que se reabriera el caso ante la BIA. Estaban en ese proceso cuando en una cita de rutina con ICE le dijeron que lo iban a mandar a México, señaló Beckett.

Al abogado le pareció inusual que los agentes no se hayan comunicado con la BIA antes de llevar a Gutiérrez Soto a una celda de la Patrulla Fronteriza. Luego, la Corte de Apelaciones aceptó el embargo temporal de la deportación, pero el periodista y su hijo siguen detenidos a la espera de que se decida el caso.

"Lo humillaron", señala. "Son tácticas de inmigración. Se lo hacen a otras personas que piden asilo. Los tratan como criminales para que se rindan".

En un comunicado, una vocera de ICE señaló que Gutiérrez Soto está bajo custodia de la agencia mientras se resuelve su caso migratorio.

"El 19 de julio de 2017, un juez de inmigración federal denegó la solicitud [de Gutiérrez Soto] de asilo y ordenó su deportación. El 2 de noviembre de 2017, la Junta de Apelaciones de Inmigración desestimó su apelación a la decisión del juez de inmigración. Posteriormente, Gutiérrez presentó ante la Junta una suspensión de expulsión, que fue otorgada el 7 de diciembre de 2017 ", dice un comunicado de la oficina de ICE en San Antonio.

En una entrevista con Univision Noticias realizada telefónicamente con asistencia de su abogado, Gutiérrez afirmó que cree que esta vez permanece detenido debido al endurecimiento en materia migratoria impulsado por el presidente Donald Trump.

"Es una situación muy vejatoria", señaló.

Incluso si la BIA reabre el caso, el proceso podría durar de 6 meses a un año, lo que implicaría un largo tiempo en detención, afirmó Beckett. “Lo más importante es tratar de que salga antes de que se deteriore su salud”, afirmó.

Más de 20 organizaciones periodísticas han abogado por Gutiérrez y su seguridad, señaló el lunes el representante del National Press Club, John Donnelly. En octubre, la organización le entregó el premio John Aubuchon Press Freedom Award para honrar a los periodistas mexicanos víctimas de la violencia y la impunidad.

Gutiérrez abogó porque se siga arrojando luz sobre la situación de los comunicadores. Afirmó que desconfía del gobierno en México y que si se hubiese quedado no estaría vivo.

"Por favor, no nos dejen", dijo. "No dejen de comunicar la situación que estamos pasando, no dejen de publicar lo terrorífico que es trabajar el periodismo de una manera libre en México”.

Vea también:

Imágenes: estos periodistas han sido asesinados en México

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.