null: nullpx
Seguro Médico

Mandato de California que impone multas a individuos: ¿una solución para un sistema fallido o un agravio a los pobres?

“Uncovered California” (California sin cobertura), es una colaboración periodística con medios de comunicación de todo el estado para ofrecer una mirada clara y lúcida a lo que será necesario para que más residentes cuenten con cobertura.
21 Feb 2019 – 6:47 PM EST

Por Sophia Bollag, Michael Finch II y Sammy Caiola

Cuando el año pasado Kate Green calculó el costo de su cobertura de salud, se dio cuenta de que no valía la pena mantener la cobertura.

Green, de 30 años y empleada en el sector inmobiliario, se había inscrito en el plan de costos más bajos que fue posible, aunque igual debió afrontar costos importantes de su propio bolsillo. Las altas primas acabaron con el dinero que Green tenía destinado para pagar su auto y los préstamos para los estudios universitarios. La gota que derramó el vaso fue cuando recibió una factura de 1.200 dólares por servicios médicos brindados por una lesión menor en la rodilla. Green canceló su cobertura a finales de 2018, teniendo en cuenta que ya no existe la multa contra las personas que no tienen seguro de salud, que desapareció por primera vez este año tras el lanzamiento de la Ley de Salud Asequible (ACA, por sus siglas en inglés). A la fecha, Green no se arrepiente de su decisión.

“Si tuviera una lesión que pusiera en riesgo mi vida o me debieran trasladar al hospital en ambulancia, entonces sí. Pero ahora tengo que pagar cuentas por cientos de miles de dólares”, señaló la residente de Sacramento. “Y si no tuviera cobertura quizás mis deudas estarían en las decenas de miles de dólares. En definitiva, voy camino a la bancarrota de una manera u otra”.

Cuando la ley ACA entró en vigor en todo el país en 2014, a los estadounidenses se les hacía pagar una multa, llamada “multa a individuos”, si no contaban con cobertura de salud. Desde entonces, el Congreso suprimió esta multa, lo que significa que Green no deberá pagar una multa por no tener cobertura.

Pero en California esto podría cambiar si el gobernador Gavin Newsom reestableciera el mandato estatal de multas a individuos como parte de su plan para apuntalar el mercado de seguros de la salud del estado y lograr que más personas tengan cobertura.

Newsom y sus aliados en la Asamblea Legislativa afirman que desean que dicho mandato estatal funcione de la misma manera que lo hacía el federal. La meta es animar a una cantidad suficiente de personas sanas a adquirir cobertura de salud para compensar los costos de aquellos que deben recibir atención médica de alto precio.

Newsom describió este mandato como una medida necesaria para establecer el sistema de atención de la salud conforme a la ley ACA, teniendo en cuenta el “vandalismo” perpetrado por el gobierno federal contra esta ley.

“Se necesita de la estabilidad del mandato para poder aumentar la cantidad de personas que adquieren cobertura, lo que a su vez ayuda a bajar los costos”, señaló Newsom el mes pasado al describir su propuesta presupuestaria. “Esto debería ser motivo de celebración para todas las personas de California”.

El miembro de la Asamblea Legislativa, Rob Bonta, demócrata de Alameda, está trabajando en un proyecto de ley que llevaría a cabo la visión del gobernador. “Deseamos que la mayor cantidad posible de personas tengan acceso al mercado de seguros de la salud”, señaló Bonta.

La administración Newsom calcula que la multa generaría unos 500 millones de dólares por año. Newsom desea destinar dichos ingresos para financiar subsidios para lo que él denomina “familias de ingresos medios” —personas que ganan entre $48.560 y $72.840 dólares, o una familia de cuatro miembros con un ingreso total menor a $150.000 dólares.

En un informe divulgado la semana pasada, la Oficina de Análisis Legislativo (LAO, por sus siglas en inglés) —un órgano no partidario— señaló que el mandato podría ser “una de las opciones de políticas más eficaces” para aumentar la cantidad de californianos con cobertura y disminuir los costos de dicha cobertura mediante la aplicación de una multa, a fin de aumentar la cantidad de personas sanas que pagan por su cobertura y contribuyen así al sistema.

No obstante, LAO también advirtió que el objetivo de este mandato, que busca lograr que más personas adquieran seguro de salud, “contraviene con el objetivo de recaudar más ingresos para pagar subsidios para las aseguradoras”. A medida que más californianos adquieren un seguro, menos personas pagarán la multa, lo que tendrá como resultado menos fondos recaudados.

Las personas que se sitúan por debajo de un cierto nivel de ingresos no deberían pagar la multa, conforme al plan de Newsom. Sin embargo, el mandato afectaría a una cantidad desmedida de personas con ingresos bajos o medios, según el análisis realizado por el USC Center for Health Journalism Collaborative.

Casi 600.000 californianos debieron pagar la multa en 2016, el año más reciente del que se disponen datos. Prácticamente 3 de 4 de estos californianos percibía un ingreso bruto menor a $50.000 dólares, según datos del Servicio de Recaudación Interna de Rentas (IRS, por sus siglas en inglés).

En 2017, la multa se situaba en $695 dólares por adulto o el equivalente al 2,5 por ciento de los ingresos totales del hogar, lo que fuera mayor.

Cuando tomaron la decisión de cancelar este mandato en 2017, los republicanos del Congreso y el presidente Donald Trump señalaron que era injusto penalizar a las personas por haber decidido no tener seguro.

El mandato tampoco cuenta con muchos simpatizantes entre los republicanos de California. El senador Andreas Borgeas afirmó que esta medida reforzaría el sistema existente que ya se encuentra fraccionado.

“Estamos intentando agregar pegamento y vendas adhesivas al estilo MacGyver para arreglar este sistema”, señaló el republicano de Fresno durante un evento celebrado la semana pasada en el Sacramento Press Club. “Debemos hacerlo de nuevo y revisar todo de arriba a abajo”.

Incluso para los demócratas, que cuentan con mayorías calificadas en ambas cámaras de la Asamblea Legislativa, lograr la votación de este mandato estatal significaría una carga pesada. Aquellos legisladores provenientes de distritos vulnerables a menudo son atacados si votan impuestos. El año pasado, el senador de la Asamblea Legislativa, Josh Newman, demócrata de Fullerton, fue retirado tras votar un aumento a los impuestos a la gasolina en California.

Asimismo, los impuestos exigen generalmente una mayoría más alta para su aprobación en la Asamblea Legislativa de California: una mayoría calificada de dos tercios en vez de la mayoría simple exigida habitualmente para los proyectos de ley. La administración Newsom considera que su propuesta para el mandato estatal solo necesitará de una mayoría, ya que simplemente busca restaurar una multa federal a nivel estatal. Bonta afirmó que en lo que respecta a su proyecto de ley, los abogados de la Asamblea Legislativa serán los encargados de tomar la decisión.

Si el estado no toma ninguna medida, una mayor cantidad de californianos quedarán sin cobertura. Según un análisis reciente llevado a cabo por investigadores de UC Berkeley y UCLA, se estima que alrededor de 450.000 personas más no tendrán cobertura en el año 2020. Si el gobierno federal hubiera mantenido el mandato previamente establecido esto no habría sucedido.

Si bien existe un grupo de personas que recibió con agrado los planes de sanear las finanzas del mercado de seguros individuales de la salud mediante una multa estatal aplicable a las personas que deciden no adquirir cobertura, Green —que discontinuó su póliza de seguro— no forma parte de este grupo. Incluso con los subsidios adicionales, el mandato tendría un impacto negativo en las personas que ya tienen dificultades para pagar la cobertura, afirma.

“Creo que el concepto de penalizar a las personas por no poder pagar un seguro de salud es contrario a la lógica”, señaló Green. “Uno ya no lo puede pagar y encima debe pagar más dinero por la multa”.

Este proyecto es resultado de un innovador emprendimiento periodístico — The USC Center for Health Journalism Collaborative— que incluye una variedad de medios informativos de todo el estado de California dedicados a presentar informes conjuntos sobre las personas sin seguro médico que residen en el estado. Entre los medios informativos se incluyen los periódicos de Gannett Co., McClatchy Corp., La Opinión y Southern California News Group, así como también las emisoras Capital Public Radio y Univisión.

RELACIONADOS:Seguro MédicoSalud

Más contenido de tu interés