Mascotas

Senado considera medida que obliga a esterilizar mascotas en Puerto Rico

El proyecto de ley contempla establecer una prohibición de cinco años para la venta de perros y gatos en la isla.
22 Jun 2016 – 8:05 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. - La Comisión de Salud y Nutrición del Senado evaluó en vista pública el Proyecto del Senado 1631 que obliga la esterilización de mascotas y declara una moratoria en la compraventa de animales en Puerto Rico.

La Comisión la preside el senador José Luis Dalmau. El proyecto es peticionado por el US Humane Society.

El Colegio de Médicos Veterinarios de Puerto Rico se opuso a la medida.

En vista pública el presidente del Colegio, Elvin Reyes, dijo que el proyecto propone medidas drásticas y exageradas que no resolverán el sufrimiento de los animales realengos y cuestionó la intención del mismo.

La medida establecería una moratoria de 5 años, período durante el que se prohibirá la reproducción y la compraventa de mascotas en Puerto Rico.

El proyecto establece además, que toda mascota tiene que estar esterilizada, ordena a los municipios de Puerto Rico a que en conjunto con organizaciones de bienestar animal y/o albergues, la creación de clínicas de vacunación y esterilización a bajo costo para las personas de escasos recursos económicos.

De ser aprobado, incurrirá en delito grave, toda persona que participe en la compraventa de cualquier mascota durante la vigencia de esta ley.

Durante su ponencia, Reyes acusó a los proponentes de la medida de utilizar el sufrimiento de las mascotas abandonadas o realengas para afectar o levantar las emociones de toda la ciudadanía y justificar sus pretensiones de crear un estado de emergencia en el País.

El presidente de los Veterinarios colegiados sostuvo que la medida intenta criminalizar a los dueños al imponer multas y hasta cárcel si no esteriliza su mascota e intenta violentar el derecho de un dueño de decidir con su veterinario licenciado si expone a su mascota a un procedimiento quirúrgico luego de considerar los beneficios y los riesgos.

Por su parte, la directora del Humane Society de Estados Unidos y del Humane Society en Puerto Rico (HSI), Yolanda Álvarez, urgió adoptar legislación para atender la crisis existente de forma inmediata y directa.

Álvarez explicó que la medida evita el maltrato de animales mediante la esterilización y la veda temporal de la compraventa de perros y gatos en la Isla. Álvarez defendió el proyecto y dijo que sus beneficios no son sólo para los animales, sino para la comunidad en general.

"La medida no sólo reduciría la cantidad de animales que se reproducen, si no que motivara la adopción de los miles que se encuentran esperando por ser adoptados”.

El Departamento de Agricultura también se opuso a la medida, al sostener que establece prohibiciones que podrían ser inconstitucionales, y sugirió la orientación adecuada a la ciudadanía.

El Departamento de Salud tampoco endosó el proyecto.


Más contenido de tu interés