null: nullpx
Presos

Se entrega cuarto sospechoso de asesinato de fiscal

Rafael Aponte Peña, de 22 años se entregó voluntariamente en el cuartel de Distrito de Juncos
28 Ene 2016 – 06:37 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Rafael Aponte Peña se entregó a la Policía de Puerto Rico

La Policía de Puerto Rico informó en la noche del jueves que el cuarto sujeto sospechoso del asesinato de la fiscal Francelis Ortiz Pagán el pasado 19 de enero, se entregó a las autoridades.

Esto luego que su imagen fuera distribuida tras el arresto de otros tres sujetos presuntamente implicados en el carjacking de la fiscal mientras se dirigía a su casa en el barrio Guzmán Arriba, de Río Grande tras salir de trabajar en San Juan.

Rafael Aponte Peña, de 22 años y natural del barrio Valenciano Abajo, de Juncos, se entregó voluntariamente en el cuartel de Distrito de de Juncos, se informó. Sería trasladado al Cuartel General de la Policía por la División de Arrestos Especiales y Extradiciones de la Superintendencia Auxiliar de Investigaciones Criminales.

Según ElNuevoDia.com, todos serían acusados formalmente en horas de la noche del jueves. Todos los detenidos tienen entre 20 y 21 años de edad. Presuntamente son parte de una ganga de robacarros que opera en los pueblos de Caguas, Juncos y Cayey.

“Estas personas salen a cazar, a buscar autos. Están en una intersección y ven a la fiscal, la siguen, llegan a la residencia y cuando están esperando que abra portón, no se abre la puerta y le hacen un disparo”, explicó más temprano el Superintendente de la Policía José Caldero en conferencia de prensa junto al Secretario de Justicia, César Miranda y el Jefe de Fiscales, José Capó.

Cargando Video...
Fermín Arraiza: “Mataron a mi reina en su castillo”

Ortiz Pagán, de 42 años y madre de una niña de cinco, se dirigía a eso de la 1:30 am a su hogar en la PR-957 del barrio Guzmán Arriba, de Río Grande, tras culminar su turno de trabajo en la Fiscalía de San Juan. Según la pesquisa, la mujer fue abordada y luego perseguida por los individuos, quienes finalmente le realizaron varios disparos que le produjeron la muerte cuando era atendida en el Hospital de la UPR, en Carolina.

El carjacking es un delito que cualifica para pena de muerte en el foro federal. Sin embargo, Miranda aseguró que el Estado asumirá la jurisdicción en este caso.

Por su parte, Miranda, aplaudió la labor en conjunto de la Policía de Puerto Rico

Cargando Video...
Esclarecen sonados asesinatos en Puerto Rico
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Presos AsesinatosJudicaturaFugitivosLocal

Más contenido de tu interés