null: nullpx
Inmigración

Hispanos indocumentados fueron estafados por una falsa abogada de inmigración

Ana Molina estafó al menos a siete víctimas por $11,000 con falsos trámites para realizar el registro de residencia legal o ajustes de estado migratorio.
24 Ene 2020 – 03:30 PM EST

FILADELFIA- La Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Pensilvania informó que una mujer de Nueva Jersey se declaró culpable ante un Juez de la Corte de Distrito de los Estados Unidos por siete cargos de fraude postal y cuatro cargos de robo de identidad agravado debido a un plan para defraudar a las personas que buscaron su ayuda para obtener un estatus migratorio legítimo, luego de una investigación realizada por las Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos.

Ana Molina, de 56 años, era propietaria y administraba Ana Molina & Associates (Molina Multilegal Services), en Castor Avenue en Filadelfia. A través de la cual afirmó falsamente que era una abogada (o, a veces, una asistente legal), que podía obtener la legalidad del estado migratorio para inmigrantes del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS).
Molina estafó al menos a siete víctimas por $11,000 y enfrenta una sentencia que va de dos a 148 años en una prisión federal.

Molina cobró a sus clientes aproximadamente $1,500 para registrarse para la residencia legal permanente o ajustar el estado de inmigración, y cobró aproximadamente $500 para proporcionar un "patrocinador" para aquellos solicitantes que aún no tenían uno.

Para los presuntos " patrocinadores", Molina utilizó información de identificación personal, incluidos extractos bancarios y declaraciones de impuestos, que pertenecían a antiguos clientes sin su conocimiento o consentimiento.

Molina preparó y envió por correo las solicitudes y otros formularios que contenían información falsa sobre los solicitantes y sus presuntos "patrocinadores" al USCIS.
Los patrocinadores suelen ser ciudadanos de los Estados Unidos que tienen recursos financieros suficientes para garantizar que un solicitante probablemente no dependa de la asistencia financiera del gobierno de los Estados Unidos.

" Sra. Ana Molina se le encomendó información personal confidencial para ayudar a sus clientes, y en su lugar, eligió traicionar esa confianza y enriquecerse a sí misma ", dijo William S. Walker, agente especial interino a cargo de las investigaciones de seguridad nacional en Filadelfia.

" Esta acusada se aprovechó de las personas que intentaban hacer lo correcto y buscar el estatus legal en este país", dijo el primer asistente del fiscal federal Williams. “ Sus clientes eran de países extranjeros, no estaban familiarizados con nuestras leyes y regulaciones, y confiaron en Molina para ayudarlos, convirtiéndolos en objetivos vulnerables para su estafa. Estamos listos con nuestros socios federales para investigar y enjuiciar delitos de fraude como este que se aprovechan de las víctimas respetuosas de la ley ".

Hace una década, Molina pasó más de dos años en prisión luego de declararse culpable de cargos de lavado de dinero relacionados con un caso de tráfico de drogas. Después de su liberación, un juez federal le permitió operar un negocio de servicios de inmigración en Filadelfia.

Aunque Molina aún no ha sido acusada, los documentos judiciales dicen que hay "causa probable para creer" que Molina cometió fraude postal y robo de identidad, citando varios casos de "representación legal fraudulenta" de Molina en los últimos años.

El caso está siendo procesado por la fiscal adjunta de los Estados Unidos, Anita Eve. La unidad de Detección de Fraudes y Seguridad Nacional de USCIS brindó un apoyo a esta investigación.


Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.