null: nullpx
Asesinatos

Tres adolescentes son asesinados en menos de 72 horas en Long Island

El lunes en la madrugada mataron al salvadoreño Josué 'Joshua' García, el martes Nisa Mickens sufrió una paliza mortal y el miércoles apareció el cuerpo de su mejor amiga, Kayla Cuevas.
15 Sep 2016 – 1:10 PM EDT

NUEVA JERSEY. - La Policía de Long Island tiene el reto de capturar a los supuestos miembros de pandillas que se mencionan serían los responsables de los asesinatos de tres adolescentes, ocurridos en las pasadas 72 horas y en los condados de Nassau y Suffolk, a 30 millas de distancia.

El primer asesinato, en la madrugada del lunes, fue el del salvadoreño Josué ‘Joshua’ Guzmán, estudiante del décimo grado y sólo 15 años.

Raúl Guzmán, padre de la víctima, le había advertido el domingo que no saliera de la casa, luego de ver que una camioneta roja estuvo detenida durante unas cuantas horas frente a la residencia, lo que le pareció sospechoso.

Presuntamente, ‘Joshua’ Guzmán estaba siendo presionado para formara parte de una pandilla.


El lunes, cuando no lo encontró en su habitación, Raúl Guzmán llamó a su hijo a su teléfono celular, creyendo que ya había salido hacia la escuela, pero fue un detective de la policía el que le respondió y le informó lo sucedido.

A ‘Joshua’ lo mataron de varios disparos.

Esa investigación en Mineola, condado de Nassau, se encuentra a todo vapor, por lo que el padre de este menor no pudo ofrecer mayor información.

Mientras los Guzmán lloraban a su estudiante, el martes, en Brentwood, las amigas Nisa Mickens y Kayla Cuevas fueron reportadas desaparecidas.

A Mickens, jugadora de baloncesto de la escuela superior, a las 6:30 de la tarde su papá la llevó a la residencia de Cuevas, donde compartirían un rato. Cuando pasó a buscarla, ni ella ni su amiga estaban en la residencia por lo que ambas familias dieron inicio a una búsqueda.

A las 8:30 de la noche del martes, un motociclista reportó la existencia de un cadáver cerca de la escuela elemental Loretta Park. El miércoles temprano, el día en que cumplía 16 años, ese cuerpo fue identificado como el de Nisa Mickens. Fue asesinada a golpes, informó preliminarmente la oficina del forense.

Y a las 5:30 de la tarde, las autoridades fueron alertadas del hallazgo del cuerpo de Kayla Cuevas.


Amigos de estas estudiantes, alegaron que las pandillas eran responsables por estas dos muertes, aunque no mencionaron ningún nombre específico, ni cuál era el problema con las jóvenes.

Por el asesino del salvadoreño Guzmán se ofreció una recompensa de 10,000 dólares, mientras que por datos que aporten al arresto de Mickens y Cuevas, se ofrecieron 5,000 dólares.

Vea también:


Más contenido de tu interés