11 Septiembre

Retirado del NYPD, "el policía que canta" fue sorprendido por los efectos del 11-S

A 15 años de los ataques a las Torres Gemelas, el descendiente de puertorriqueños Daniel Rodríguez habla de la infección que desarrolló y de una memoria persistente.
8 Sep 2016 – 6:32 PM EDT

TEANECK, Nueva Jersey. - Daniel Rodríguez trabajaba como policía en la ciudad de Nueva York y el 11 de septiembre de 2001 fue uno de los que atendió la emergencia que el mundo llamaría "el 9/11". Días después del atentado terrorista, al hijo de puertorriqueños se le conocería como “el policía que canta” por su interpretación de “God Bless America” en el evento A Prayer for America” en el Yankee Stadium de Nueva York.

A partir de ese momento, a Daniel Rodríguez se le reconoció como el tenor que reconfortó a muchos con su voz en distintos eventos y memoriales en la ciudad que tanto había perdido en unos instantes.

Este jueves, a unos días del decimoquinto aniversario del 11 de septiembre de 2001, Rodríguez participó de un evento en Northwell Health en New Hyde Park, antes llamado North Shore-LIJ, donde pacientes de ese centro médico discutieron esa fecha.

“Muchos policías y bomberos desarrollaron cáncer y otras condiciones directamente afectados del 9/11. Cuando estaba en el 9/11 yo no pensaba tanto en eso, ni días después cuando estaba cantando por los funerales y por la ciudad porque estaba pendiente en ser ‘el policía cantante’ y compartir la bendición de la música”, dice quien se retiró de la policía en 2004.

Pero este año, al tenor de 52 años le diagnosticaron una infección sinusal, unos pólipos nasales que tenía que operarse.

“Cuando me abrieron encontraron que la infección estaba mal. Me dijeron que era un milagro que estaba vivo”, explica Rodríguez.

“En los días después del 9/11 no tenía síntomas y ahora me encuentro en un hospital afectado directamente de lo que pasó 15 años atrás”, describe del impacto físico y emocional de esa noticia. Aparte de eso, Rodríguez cuenta que le diagnosticaron trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés).

El cantante, que participó del Vilar/Domingo Young Artist Program del Washigton National Opera que dirige el tenor Plácido Domingo, ha grabado discos y ha hecho incursiones en la ópera, reconoce que el peso de aquel 11 de septiembre sigue 15 años después.

Pero afirma que se siente bien ahora. "Y como soy cantante, la infección afectó en lo positivo mi manera de cantar porque tengo dos notas más altas (de su registro) y la voz mucho más clara y potente", asegura con buen humor.

Rodríguez tiene en agenda varios eventos y trabaja en unos proyectos musicales con su esposa, la soprano Marla Kavanaugh. Al discutirlos asegura que es "una bendición" compartir el talento de ambos con el público.

Al mirar atrás, Rodríguez asegura que su memoria recurrente tras el 11 de septiembre es haber respondido a la emergencia porque en aquella mañana estaba a unas cuadras hacia la alcaldía de la ciudad.

Rodríguez explica que desde los 12 años ha cantado y que siempre consideró que ser cantante sería la carrera de su vida. "Cuando era policía cantaba para la policía", cuenta. Pero cuando el atentado ocurría, todo de pronto cambió.

"En los momentos cuando cayeron las Torres Gemelas, todo en un segundo, viré a correr. Me di cuenta que era policía en ese momento y que no podía correr y salir de esa situación sino que tenía que responder a los que estaban heridos", menciona.

Ese momento, reflexiona Rodríguez, lo siente como una revelación: "Siempre pensaba que era la música era lo principal y lo demás era secundario, pero en ese momento supe que tenía que responder y hacer lo que era mi entrenamiento".

Lea también:


Más contenido de tu interés