Mara Salvatrucha

Policías estatales en escuelas: El plan del gobernador de Nueva York para atajar la MS-13

A un año del asesinato de las amigas Kayla Cuevas y Nisa Mickens en Long Island, Andrew Cuomo anunció este miércoles un programa de prevención de pandillas que consistirá en la presencia de policías del estado en escuelas del condado Suffolk para erradicar en estas el reclutamiento de la Mara Salvatrucha.
13 Sep 2017 – 4:02 PM EDT

Un año atrás, el asesinato de las amigas Kayla Cuevas y Nisa Mickens por la Mara Salvatrucha (MS-13) estremeció al país. Tenían 16 y 15 años, jugaban baloncesto y estudiaban en la escuela secundaria de Brentwood, en el condado Suffolk de Long Island.

En ese aniversario de dolor y trauma para dos familias y una comunidad, el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo anunció este miércoles un programa de prevención de pandillas que consistirá en la presencia de policías del estado en escuelas del condado Suffolk. La intención, dijo en rueda de prensa, es erradicar en estos centros educativos el reclutamiento de la Mara Salvatrucha.

"Las escuelas son caldo de cultivo para ellos: donde ellos operan, donde intimidan, donde se encuentran y donde reclutan", dijo Cuomo desde Central Islip Senior High School. Fue en Central Islip donde se registraron los asesinatos de cuatro jóvenes hispanos el 11 de abril, los más recientes que la policía ha relacionado a la MS-13.

Sus expresiones se dan en el marco de los 17 homicidios, desde enero de 2016, que se han registrado vinculados a la Mara, según el Departamento de la Policía del condado Suffolk. Los miembros de la MS-13 buscan, en efecto, reclutar a niños y a jóvenes en escuelas, como había dicho anteriormente la fiscal del condado Nassau, Madeline Singas.


La llamada unidad de prevención de violencia de las pandillas consistirá de 10 policías estatales que trabajarán en escuelas del área. Se trata de escuelas que las autoridades han identificado que tienen la concentración más alta de violencia ligada a pandillas y su reclutamiento en seis distritos: Brentwood, Central Islip, Huntington, Longwood, South Country Central y Wyandanch.

Estos policías, de acuerdo con Cuomo, trabajarán con los maestros y personal de las escuelas para identificar señales tempranas de la actividad de pandillas con el propósito de evitar su violencia. La intención es que esos policías, junto al Departamento de la Policía de Suffolk, les dé recursos a los educadores para que estén equipados para intervenir y ayudar a los jóvenes más vulnerables, evitando que sigan el camino incorrecto.

La unidad desarrollará un programa de prevención con los estudiantes que buscará educarlos sobre cómo no caer en las pandillas y establecer una relación de confianza para que ellos recurran a los policías cuando lo necesiten.

Cuomo aspira a que los estudiantes -o sus padres- puedan decirles a los policías si han sido víctimas de bullying o les compartan algo que les preocupe.

El pasado 28 de julio, el presidente Donald Trump juró erradicar la MS-13 desde Long Island, donde dijo que acabará con los "animales" que integran pandillas como la violenta Mara Salvatrucha.

El 28 de abril el fiscal general Jeff Sessions visitó Long Island tras los asesinatos de Justin Llivicura, Jorge Tigre, Jefferson Villalobos y Michael Banegas. Unos días antes que llegara Sessions, Cuomo anunció la creación de una unidad de policías estatales para unirse a la ofensiva contra las pandillas como otro intento para combatirlas.

El anuncio de este miércoles es el más reciente en la lucha para atajar la violencia de la MS-13 y según Cuomo, lo próximo es un paquete legislativo que se presentará a través de John J. Flanagan, líder de la mayoría en el Senado estatal.

"La MS-13 son unos matones que tenemos que erradicar y atacar en cada nivel", sostuvo Cuomo. "No hay alternativa. Los considero terroristas internos y, o ellos ganan, o nosotros ganamos".


En fotos: Así nacieron y echaron raíces las pandillas centroamericanas en Estados Unidos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés