Taxis

Nuevos taxistas deberán tomar curso “contra la discriminación” en NYC

Parte del nuevo módulo de educación vial de la TLC en su curso de 24 horas implica aprender acerca de Ley de Derechos Humanos de la ciudad de Nueva York.
25 Ago 2016 – 9:30 AM EDT

MANHATTAN, Nueva York.- La eliminación del examen escrito en inglés para la licencia de taxista es un beneficio que llega con responsabilidades para toda la industria. La Comisión de Taxis y Limusinas (TLC) requerirá a los choferes una capacitación obligatoria contra la discriminación, como parte de una revisión de su programa de educación vial.

La Ciudad de Nueva York promulgó el viernes pasado una legislación aprobada por el Concejo Municipal, que modificó la sección 19-505 del código administrativo. La nueva normativa requiere a la TLC no aplicar un examen escrito para determinar la capacidad de hablar y entender inglés de un solicitante.

Por primera vez, según explicó el concejal Ydanis Rodríguez, la TLC requerirá a los nuevos taxistas un curso de 24 horas que hace énfasis en la Ley de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York. Los conductores serán más conscientes acerca de la discriminación por edad, raza, orientación sexual y discapacidad.

Rodríguez, presidente del Comité de Transporte, dijo en una conferencia de prensa el miércoles que los nuevos conductores de taxi -incluyendo los de compañías de aplicaciones como Uber y Lyft- deberán tomar el curso de 24 horas. Esto abarca a los taxis amarillos, verdes, “black car”, “livery car” y limusinas debido a que ahora la licencia es universal.

“El curso no ofrecerá únicamente educación en inglés acerca del lenguaje en la industria y las normas de la ciudad. Los conductores también aprenderán acerca de los derechos humanos de los pasajeros para no incurrir en la discriminación”, sostuvo.

El concejal dijo que la TLC renovó significativamente su módulo de educación vial para abordar cuestiones como el acceso en silla de ruedas y la interacción con personas deshabilitadas.

Rodríguez y operadores de bases de taxi realizaron una conferencia de prensa en Seaman Radio Dispatcher, en el alto Manhattan, para despejar las dudas del público acerca de la nueva normativa de la TLC.

Miguel Duarte, presidente de Seaman Radio Dispatcher, comentó que la discriminación es “una carretera de dos vías”, pues los taxistas también la sufren.

“La industria ha cambiado y tenemos claro que los choferes necesitan una formación distinta en cuanto a sus obligaciones, pero también en cuanto a sus derechos”, dijo.

Seaman Radio Dispatcher opera desde 1986 y la mayoría de sus clientes son anglohablantes residentes del vecindario de Riverdale, El Bronx y el alto Manhattan, según Duarte. El 90% de sus taxistas hablan inglés, indicó.

El taxista dominicano Ernesto Hernández, quien recorre las calles de la ciudad desde enero de 1970, contó que acumula algunas “malas experiencias” de discriminación por raza.

“Actualmente los pasajeros tienen muchas consideraciones, están más protegidos por la Ciudad. Los taxistas merecemos las mismas protecciones”, dijo. “Yo obtuve mi licencia cuando nadie hablaba español y voy a tomar el curso de 24 horas porque quiero saber como defenderme y como ser un mejor taxista”.

La TLC publicó en su sitio web la guía de estudios en español y en otros tres idiomas para la licencia de taxista.

Vea también:


Más contenido de tu interés