Narcotráfico

Ni frita, ni en arepa: Francisco Ramírez prefería rellenar la yuca de cocaína

Francisco Ramírez fue detenido el miércoles por agentes de la DEA con 50 kilos de cocaína, 325,000 dólares en efectivo y 104 yucas “huecas”.
8 Jul 2016 – 9:04 PM EDT

TEANECK, Nueva Jersey. – TEANECK, Nueva Jersey. – Vigilando un carro vinculado a una pesquisa sobre el tráfico de heroína en El Bronx, agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA) terminaron descubriendo el ingrediente secreto de las yucas “huecas” de Francisco Ramírez: cocaína.

Y ese no fue su único hallazgo.

A través de un comunicado de prensa, la DEA informó que los oficiales detuvieron a Ramírez poco antes de la 1:00 de la tarde del miércoles, cuando éste abrió el carro que ellos vigilaban. Tras realizarle varias preguntas, cerca de la calle 172 con la avenida Stratford, revisaron el contenido de la mochila negra que él cargaba, donde había 100,000 dólares en efectivo.

Cuando registraron al hispano de 46 años, de sus bolsillos salieron ocho papelillos para envolver heroína, cinco bolsitas de cocaína, otras 19 de crack y una de marihuana.

Procedieron a registrar el carro y en baúl encontraron una segunda mochila. Esa estaba rellena con ocho yucas, que a la agente canina Lexy, de la policía estatal de Nueva York, le olieron a mucho más que plástico. Advirtió a sus colegas humanos que debían someter esos tubérculos falsos a exámenes para comprobar que su contenido interno era ilegal.

En ese momento, Francisco Ramírez fue puesto bajo arresto. Con el refuerzo de agentes del Departamento de la Policía de la Ciudad de Nueva York ( NYPD), los oficiales de la DEA procedieron a registrar el apartamento del hombre, en el sótano del 1264 en la avenida Manor.

A las 2:00 de la tarde abrieron la puerta y encontraron el próspero “huerto” de Ramírez, “enterrado” en cuatro bolsos de lavandería tamaño industrial; 96 yucas plásticas, huecas en su interior. La oficial canina Lexy volvió a alertar sobre la presencia de narcóticos y una prueba de campo evidenció que en vez de carbohidratos, las yucas de este hispano estaban rellenas de cocaína.

James J. Hunt, agente especial de la DEA, informó que en total, dentro del apartamento incautaron poco más de 50 kilos cocaína, 500 gramos de heroína, una balanza, 225,000 dólares más en efectivo y material para empacar droga.

Por su parte, el comisionado del NYPD, William J. Bratton, agradeció a todas las agencias involucradas en el operativo y mencionó “a la división K-9 de la policía estatal de Nueva York -en especial a Lexy y a su compañero- por detectar a este supuesto narcotraficante”.

Francisco Ramírez enfrenta dos cargos por posesión criminal de sustancias controladas, en primer y tercer grado. Tanto la DEA como el NYPD recordaron que el acusado es inocente hasta que se le demuestre lo contrario.

Más contenido de tu interés