null: nullpx
Transporte

Los viajeros de Nueva Jersey podrían ser los más afectados por las tarifas de congestión

El Gobernador de Nueva Jersey envió una carta pidiéndole al Gob. Cuomo que destine una porción de los fondos de las tarifas de congestión a NJ Transit.
2 Abr 2019 – 1:47 PM EDT

Nueva York será la primera gran ciudad del país en introducir el programa de tarifas de congestión. La medida fue aprobada en el presupuesto del estado este lunes, y tiene la meta de descongestionar las calles más transitadas de Manhattan en el llamado distrito central de comercio, o sea, la zona al sur de la calle 60.

Aunque aún no se decide cuánto se cobrará a los conductores, se estima que el cargo para entrar a Manhattan será entre $10-12 para coches regulares y $25 para camiones. Los ingresos generados por estos peajes servirán para financiar el sistema de transporte público de la MTA que ha sufrido un gran deterioro en los últimos años.

Sin embargo, a pesar de que la medida es considerada un gran logro para la ciudad de Nueva York, algunos creen que podría perjudicar a los viajeros del estado vecino. Los conductores de Nueva Jersey ya pagan peajes para entrar a Manhattan por de los cruces del río Hudson, y ahora tendrán que sumar un nuevo gasto a su viaje.

De acuerdo con la Autoridad Portuaria de Nueva York , el año pasado 43.2 millones vehículos cruzaron el puente George Washington de Nueva Jersey a Manhattan. Dicho puente ya cuenta con uno de los peajes más costosos de todo el país ––un costo máximo de $15. Además, otros 14.4 millones cruzaron por el Lincoln Tunnel y 13.1 millones por el Holland Tunnel, que también cuentan con costos de peaje.

Los conductores que ingresen por los túneles Lincoln y Holland recibirán un crédito para contrarrestar la tarifa de congestión, pero no los que entran por el puente George Washington. Por esta razón, el Gob. Murphy de Nueva Jersey envió una carta pidiéndole al Gob. Cuomo que incluya un crédito similar para ese puente, ya que los viajeros que entren por arriba de la calle 61 tendrían que pagar dos veces por entrar a Manhattan.


"Si los cruces del puente George Washington no se acreditan de la misma manera que los túneles de Lincoln o Holland, la congestión aumentará indudablemente en esos cruces, que ya necesitan una reparación significativa", escribió Murphy en la carta. Agregó: “Creo que es fundamental garantizar que las decenas de miles de neoyorquinos que entran a la ciudad de Nueva York a diario reciban un trato justo e igualitario", escribió Murphy.”

Murphy también propuso que algunos de los fondos generados por las tarifas de congestión sean destinados al sistema de transporte de Nueva Jersey, ya que muchas personas optarán por usar el sistema de transporte público del estado para evitar los nuevos cargos.



Por otro lado, el alcalde de Jersey City, Steve Fulop, propuso que Nueva Jersey debe imponer un cargo similar a los residentes de la ciudad de Nueva York que viajen a Nueva Jersey.

Medidas como estas han mostrado tener un impacto en las rutinas diarias de los viajeros. De acuerdo con el profesor Robert Nolad de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, muchas personas optarán por no viajar en coche, o incluso se mudarán de hogar o cambiarán de empleo. También optarán por usar transporte publico, algo que presentará un problema, ya que el sistema actual de NJ Transit padece de muchos problemas.

“Probablemente se tendrá que invertir en más autobuses,” dijo Noland a Noticias Univision 41. “Los trenes ya están operando a capacidad. Aunque NJ Transit reciba los fondos que necesita, tomaría unos 10-15 años en componerse el problema”.

En la ciudad de Londres, un programa similar de tarifas de congestión fue utilizado para financiar el sistema de transporte público. Los ingresos se usaron para instalar más autobuses en el centro de la ciudad. A pesar de la petición de Murphy, aún no se sabe si el estado de Nueva York estará dispuesto a colaborar en una solución inter-estatal tras la implementación de la medida.

“Aún hay muchos detalles que afinar,” dijo el profesor Noland, “Ni siquiera a grandes rasgos sabemos cómo funcionará”.

Se calcula que los precios de congestión podrían comenzar tan pronto como el 31 de diciembre de 2020.

Te podría interesar...

Más contenido de tu interés