Muertes

Los dos jóvenes ecuatorianos arrastrados por una ola en Long Island murieron abrazados

Familiares y amigos están consternados por la tragedia y adelantan que quisieran enterrarlos en su tierra natal. Por otro lado, José Delgado cuenta cómo él se le escapó a la muerte.
6 Sep 2016 – 8:32 PM EDT

NUEVA YORK. - José Delgado estaba el sábado junto a los ecuatorianos Luis Lala y Juan Loja cuando al atravesar las rocas de la bahía del río Wading una fuerte ola los lanzó al agua. Hoy vive para contarlo porque sabe nadar, pero ellos dos no sabían.

Fue su explicación a Alex Roland, de Univision Nueva York, con quien compartió lo que recuerda de lo ocurrido cerca de las 3:30 de la tarde del sábado. “En esa parte estaba hondo y los dos muchachos no sabían nadar. No gritaron, nada más alzaban las manos”, contó.

Su último recuerdo fue ver como abrazados se perdieron entre las embravecidas corrientes. Delgado y otras personas alertaron a las autoridades, que de inmediato comenzaron una búsqueda que se extendió hasta altas horas de la noche.

El domingo, cuando la Guardia Costera se alistaba a reiniciar el operativo de búsqueda, a las 6:00 de la mañana, ciudadanos reportaron el hallazgo de dos cuerpos en la orilla de la playa Shoreham, de Long Island. Eran los restos de Luis Lala y Juan Loja.

Sobre este último, su madre María Lemma alcanzó a decir que era un buen hijo, “buen estudiante, buen niño él” antes de que la enmudeciera el llanto, en su residencia en Brentwood, Long Island.

Allí se encontraba su sobrino Luis Lemma, quien lamentó lo ocurrido, sobre todo porque a él lo habían invitado a pescar también, “pero afortunadamente, no pude ir porque me tocaba hacer la limpieza y creo que eso me salvó la vida”.

Tanto la familia de Juan Loja como la de Luis Lala expresaron su deseo de que ambos reciban sepultura en su natal Ecuador, gestión en la cual les orienta el consulado en Nueva York.

Vea también:


Más contenido de tu interés