null: nullpx
Elecciones 2016

Las fiestas de Hillary Clinton y Donald Trump provocan el cierre de calles en Manhattan

Este lunes, la policía de la ciudad de Nueva York ofrecerá todos los detalles para que los ciudadanos se preparen. Los neoyorquinos que trabajan cerca del hotel New York Hilton Midtown y el Jacob K. Javits Center anticipan un “dolor de cabeza” y “locura en seguridad”.
7 Nov 2016 – 8:39 PM EST

MANHATTAN, Nueva York.- Aunque será este el lunes cuando el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) revele el plan de seguridad y de cierre de calles, en víspera de la noche de elecciones presidenciales en Estados Unidos, los residentes y dueños de negocios dentro de las 25 cuadras entre el New York Hilton Midtown y el Jacob K. Javits Center han percibido en las pasadas horas un incremento en la movilización de uniformados.

El Jacob K. Javits Center Convention Center, en la calle 34 oeste y la avenida 11, será el lugar en donde la candidata demócrata Hillary Clinton esperará los resultados finales en la noche de elecciones. Y a 1.8 millas de distancia hará lo mismo el candidato republicano Donald Trump, en el hotel New York Hilton Midtown, en la calle 53 oeste y la Sexta avenida.

La Oficina de Información Pública de la Policía (DCPI) adelantó este domingo que 500 agentes entrenados en operaciones especiales de seguridad estarán asignados al área durante la noche de las elecciones. Además, “otros cientos” de agentes de “decenas de agencias” del orden público locales, estatales y nacionales reforzarán la vigilancia.

La Uniformada precisó que será el lunes cuando divulgue los detalles de las “alteraciones en el tránsito vehicular” y el cierre de las vías más cercanas al Jacob K. Javits Center y al hotel New York Hilton Midtown.

De acuerdo con el Daily News, la Policía y el Servicio Secreto han mantenido varias reuniones sobre la mejor manera de asegurar ambos eventos y planean establecer equipos de bomberos y paramédicos cerca de los sitios de la fiesta de ambos candidatos en la noche de elecciones.

Juan Pablo Andrade, organizador de la Coalición Nacional para la Diversidad por Trump, agradeció anticipadamente al NYPD “por sus esfuerzos en preservar la seguridad pública” en la que será una “maravillosa celebración de victoria”.

“Estamos listos para festejar el triunfo electoral más importante de EEUU en la última década. No hay duda de que el señor Trump será el próximo comandante en jefe, no hay duda de que ganará sin problema”.


De otra parte, Yanet Miranda, una simpatizante de Clinton que acudió el domingo al Jacob K. Javits Center para conocer el escenario en el que se presentará la candidata, dijo que el martes en la noche estará en la zona para celebrar el triunfo de la “futura presidenta”.

“Estoy muy confiada en la seguridad, todo está muy tranquilo ahora, no creo que nada malo va a ocurrir ese día. Yo sólo pienso en que Hillary ganará las elecciones y que hará historia para todas las mujeres en este país”, compartió.

El dispositivo de seguridad comienza a desplegarse

La presencia policial en la zona se incrementó este domingo, de acuerdo con vecinos y trabajadores que notaron la “inspección de hasta el último rincón” que pudiera implicar un riesgo para la seguridad pública.

“Los oficiales han estado recorriendo las calles y las estaciones de trenes cercanas con perros K9. No digo que no lo he visto antes, pero en estos días la presencia policial es más notoria. En la estación 34 St-Hudson Yards del tren 7 he visto a muchos policías vigilando, se siente la preocupación por la amenaza terrorista”, asumió Frederick López, cantinero puertorriqueño que trabaja en el área cerca al Jacob Javits Center. “Todo el fin de semana he visto mucho movimiento de patrullas, helicópteros y policías”, añadió.

“Estoy algo nervioso con el despliegue de policías, estoy rezando para que nada ocurra el martes, después de todo, vi en las noticias que la amenaza terrorista es de bajo nivel”, expresó por su parte Adalberto Galarza Jr., un asistente de cocinero. “Me preocupa la locura del martes con el taponamiento vehicular y toda esa seguridad, he pensado que saldré de mi departamento (en El Bronx) dos horas antes, por si hay retrasos en el tren o por si sucede cualquier otra cosa”, anticipó.

Inquietud que también compartió la cajera Deborah Moore, para quien "en los próximos días, esto será un trinchera”.

Vea también:


Más contenido de tu interés