null: nullpx
Puerto Rico

Ellos fueron los Young Lords: el grupo boricua que luchó por empoderar a los latinos de Nueva York

En honor a su aniversario 50, el Museo de El Barrio está conmemorado el legado de activismo en la comunidad puertorriqueña de la ciudad de Nueva York con una exhibición denominada Mapping Resistance: the Young Lords in El Barrio, una serie de fotos que documenta momentos claves del movimiento.
15 Ago 2019 – 3:36 PM EDT

La década de los 60 se definió por innumerables movimientos sociales y contestatarios. En los años anteriores, ciudades como Chicago, Filadelfia y Nueva York vieron una gran migración de puertorriqueños durante la época posguerra. Conforme estas comunidades fueron creciendo, los temas de vivienda, educación, empleo y cuidado médico se volvieron de suma importancia y urgencia.

Al igual que la comunidad afroamericana, los boricuas en EE. UU. se enfrentaron a racismo, pobreza y falta de acceso a las mismas oportunidades que los ciudadanos de raza blanca. A partir de esta problemática social y el espíritu contestatario de la época, surgen los Young Lords.

En honor a su aniversario 50, el Museo de El Barrio está conmemorado el legado de activismo en la comunidad puertorriqueña de la ciudad con una exhibición denominada Mapping Resistance: the Young Lords in El Barrio, una serie de fotos que documenta momentos claves del movimiento en la ciudad de Nueva York.


De pandilla a movimiento social

El grupo vio sus orígenes a inicios de los 60s, como una pandilla callejera operando en el barrio de Lincoln Park en Chicago. José "Cha Cha Cha" Jiménez, miembro de la ganga, fue la persona que gestionaría la transformación de los Lords a un grupo defensor de los derechos de su comunidad. Estando tras las rejas, Jiménez se inspiró en lecturas de figuras activistas afro-americanas como Martin Luther King Jr. y Malcolm X, así como el movimiento de nacionalismo negro que vio su auge en los Black Panthers. De ahí surge la idea de convertir a los Young Lords en la versión latina de aquel grupo militante.

La gota que derramó el vaso ocurrió en Chicago a finales de la década, ante una lucha muy común en las grandes urbes: la gentrificación. Durante su mandato, el alcalde de ese entonces, Richard J. Daley, lanzó una iniciativa de “renovación urbana” que involucraba crear un suburbio en el centro de la ciudad en Lincoln Park, con el fin de aumentar el valor del terreno y atraer a residentes blancos a el área. El resultado fue el desplazamiento de varias familias pobres y de color. Jiménez tuvo la idea de educar a sus compañeros sobre los temas de vivienda en el barrio. Fue así que acordaron poner sus enfoques en la lucha contra la campaña del alcalde Daley para expulsarlos de su comunidad. De ahí, el movimiento se fue convirtiendo en una organización de derechos humanos y civiles, luchando en defensa de las comunidades puertorriqueñas y latinas.


Expansión a Nueva York y la “Lucha contra la basura”

A solo unos meses de rebautizar a los Young Lords como un grupo activista, varios jóvenes puertorriqueños de Nueva York viajaron a Chicago para reunirse con el liderazgo de esa ciudad. El encuentro devino en la creación de la delegación local de los Young Lords en la Gran Manzana. El grupo anunció su creación el 26 de julio de 1969 en un mitin en Tompkins Square Park, conmemorando el décimo aniversario de la Revolución Cubana.

Los jóvenes activistas comenzaron por preguntarle a los residentes de East Harlem sobre el tema más importante en la comunidad. Para su sorpresa, los residentes se quejaron no de la vivienda, si no de la basura que inundaba las calles debido a la ineficacia de los servicios de saneamiento. El grupo respondió lanzando una serie de acciones que denominaron “La lucha contra la basura”.

El grupo pidió ayuda al Departamento de Saneamiento para limpiar las calles del vecindario, pero fue rechazado. En protesta, tomaron escobas por la fuerza y se pusieron a limpiar junto con los residentes. Además, tomaron montones de basura y los amontonaron a lo largo de la Tercera Avenida y la Calle 111, bloqueando el tránsito en la zona. Para impedir que los automovilistas intervinieran, le prendieron fuego a la basura.

Dicha acción, junto con la toma de un hospital del Bronx, logró tener un impacto a largo plazo y dio paso a reformas concretas. A partir de estas acciones iniciales, los Young Lords trabajaron en una serie de proyectos comunitarios, similares a los de los Black Panthers, pero enfocados en ayudar a la comunidad latina de la ciudad, como: desayunos gratis para niños, servicios de salud gratuitos, pruebas de envenenamiento por plomo, eventos culturales, educativos y más.

El nacimiento de un partido político

El número de miembros en la ciudad de Nueva York fue creciendo y esto le dio fuerza al movimiento. A principios de la década de 1970, el grupo neoyorquino se deslindó de sus homólogos en Chicago y estableció sedes en East Harlem, el South Bronx, Brooklyn y el Lower East Side. De ahí, el grupo se clasificó como el Partido Young Lords, poniendo su enfoque en tomar acción política.

La nueva iniciativa trajo una estructura más formal al grupo, similar a la jerarquía de los partidos políticos. Bajo la nueva bandera, establecieron una misión de acción social y política que resumieron en 13 puntos principales:

1. Queremos la autodeterminación de los puertorriqueños: la liberación de la isla y dentro de los Estados Unidos.
2. Queremos autodeterminación para todos los latinos.
3. Queremos la liberación de todos los pueblos del tercer mundo.
4. Somos nacionalistas revolucionarios y nos oponemos al racismo.
5. Queremos que la comunidad controle nuestras instituciones y nuestras tierras.
6. Queremos una verdadera educación de nuestra cultura criolla y del idioma español.
7. Nos oponemos a los capitalistas y a las alianzas con traidores.
8. Nos oponemos al ejército de Amerikkkan.
9. Queremos libertad para todos los presos políticos.
10. Queremos igualdad para las mujeres. El machismo debe ser revolucionario... no opresivo.
11. Creemos que la autodefensa armada y la lucha armada son los únicos medios para la liberación.
12. Luchamos contra el anticomunismo con unidad internacional.
13. Queremos una sociedad socialista.


La decadencia del partido y legado de la resistencia boricua

Las actividades y posturas radicales del grupo de corte izquierdista ––anti-capitalistas, pro-sindicato y pro-comunistas–– lo llevaron a estar cada vez más bajo el escrutinio de las autoridades locales y federales.

El grupo finalmente se desintegró en 1976, en parte debido a luchas políticas internas y a la infiltración del gobierno. Sin embargo, sus actividades dieron paso a un nuevo sentimiento de orgullo y unión dentro de la comunidad puertorriqueña. Algunas de las campañas de acción social de los Lords devinieron en legislación, y muchos de sus antiguos miembros continuaron sus carreras en medios de comunicación, la política y el servicio público.

Mapping Resistance: the Young Lords en El Barrio será exhibida hasta el 29 de Septiembre de este año en el vecindario de Harlem.


Te podría interesar:

“Ricky renuncia”: la masiva protesta contra el gobernador frente al Capitolio de Puerto Rico (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés