Violencia

Detona más violencia un pleito por “hoverboard” en mercado de Brooklyn

Una familia hispana quedó con su hija herida en el rostro y el padre enfrentando cargos criminales.
17 Jun 2016 – 11:13 AM EDT

TEANECK, Nueva Jersey. – Mark Soto no se confesó con nadie: cuando su hija Julissa regresó a su casa con un ojo hinchado y contó que así se lo dejó un empleado del supermercado Central Market, en Williamsburg, Brooklyn, arrancó para el negocio a buscar al responsable.

“¿Qué se supone que yo haga como padre?”, explicó en entrevista con Esperanza Ceballos, de Univision Nueva York, el padre que admite estaba furioso el pasado 9 de junio, cuando se registraron los hechos.

De acuerdo con la querella policíaca, Julissa Soto, de 24 años, acudió al Central Market junto a su sobrino, menor de edad, que usaba una patineta de las conocidas como “hoverboard”.

Un gerente del negocio le pidió al joven que no usara la patineta allí adentro, lo que alegó que no hizo. También sostuvo que el jovencito había tumbado algunos productos a su paso por las góndolas.

Molestos porque no se les hacía caso, un empleado y un administrador del negocio pidieron a Julissa Soto que abandonara el lugar.

“No necesitamos tu dinero”, supuestamente le expresaron de forma “hostil”. Discutieron y uno de los gerentes escoltó a la mujer afuera de la tienda. Desesperada porque su sobrino permanecía adentro, Julissa intentó reentrar y uno de los trabajadores del negocio le lanzó un durazno a la hispana de 24 años, que por poco le revienta el ojo derecho.

Junto al menor llegó a su casa herida, saliendo entonces su padre Mark en busca de justicia. Un video que fue compartido en redes sociales da cuenta del enfrentamiento que trastornó al menos tres vidas; la de Mark Soto y las de dos empleados del Central Market.



Mattis Edelstein, a quien se le imputa haber lanzado el durazno a la mujer, enfrenta cargos criminales por agresión y amenaza. Abraham Spielman, de 21 años y señalado por restringir de la libertad a Julissa Soto cuando ésta recibió el golpe en el rostro, fue impuesto del cargo de agresión leve.

Y, aunque se pidió que a Mark Soto, de 41 años se le radicaran cargos mayores, porque se alegó que gritaba "judíos... los voy a matar", el padre hispano sólo enfrenta cargos por asalto.


MIRA TAMBIÉN:

RELACIONADOS:ViolenciaBrooklynHispanosFamiliaLocal

Más contenido de tu interés