null: nullpx
Política

De Blasio, Booker, Gillibrand: ¿qué candidato local tiene la mejor oportunidad de destacar en el próximo debate presidencial demócrata?

Si bien, los tres candidatos comparten plataformas liberales que reflejan las políticas de la región, han buscado la manera de destacarse no solo entre ellos si no entre las dos decenas de candidatos que buscan retar al presidente Trump en las elecciones generales de 2020.
30 Jul 2019 – 3:47 PM EDT

Sintoniza a nuestro segmento de "Tiempo de Debate" esta noche a las 11:00PM (EST), donde los comentaristas Luis Miranda y JC Polanco nos darán su punto de visto de lo que ocurra en el debate de esta noche, que puede decidir la permanencia o salida de muchos de sus candidatos.


El Segundo Debate Presidencial Demócrata arranca este martes en Detroit y podría resultar ser un gran empujón para algunos candidatos que han estado rezagados en las encuestas.

La primera ronda se transmitirá esta noche por CNN y contará con la participación de los senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren, candidatos progresistas que hasta ahora no se han mostrado antagónicos el uno con el otro y cuyas plataformas tienen paralelos importantes.

El debate de mañana pondrá una vez más al ex vicepresidente Joe Biden contra Kamala Harris, o bien, contra una gran parte de los candidatos que gozan de menos popularidad y que han aprovechado para lanzar ataques abiertos hacia el favorito de la carrera desde sus inicios.

El debate también será decisivo para los candidatos locales: el alcalde Bill de Blasio, la senadora por Nueva York Kirsten Gillibrand y el senador por Nueva Jersey Cory Booker. Si bien, todos comparten plataformas liberales que reflejan las políticas de la región, han buscado la manera de destacarse no solo entre ellos si no entre las dos decenas de candidatos que buscan retar al presidente Trump en las elecciones generales de 2020.

Kamala Harris, que apenas figuraba entre el top 5 de candidatos, pasó a ser una verdadera amenaza para Biden, luego de lanzar un ataque contra el ex vicepresidente sobre su récord cuestionable en temas de raza durante el primer debate presidencial demócrata. El video de la confrontación circuló bastante en las redes, convirtiéndose quizá en el momento más memorable del encuentro y lanzando a Harris por encima en las encuestas.

El tema de raza, sin duda, volverá a ser central en el segundo debate, principalmente por la ciudad que se ha elegido para el encuentro. Cuatro de cada cinco residentes en Detroit son negros.

Booker, un afroamericano y originario de Newark, ha puesto la justicia penal como uno de los temas centrales de su campaña, destacando una y otra vez sus orígenes, y recalcando que el tema de violencia de armas es algo que ha afectado directamente a su comunidad.

"Esto no es una política, Esto es personal, dijo Booker en el primer debate, aludiendo a la muerte de su amigo a manos de un tiroteo.

Su experiencia como alcalde en uno de los centros urbanos de Nueva Jersey, sin duda, le brinda a Booker credibilidad con comunidades de color y podría ponerlo en una posición favorable para el debate de este miércoles.

Por otra parte, De Blasio sin duda desea destacar su récord como el alcalde progresista de la ciudad más grande e importante del país, y uno de los epicentros económicos del mundo. Sin duda, los resultados de las encuestas iniciales no lo pintaron en tan buena luz. El alcalde contaba con solo 1% de apoyo, pero logró destacarse en el primer debate, de manera sorprendente, interrumpiendo a varios candidatos, entre ellos el ex congresista Beto O’Rourke.

El mandatario reafirmó su apoyo por “Medicare For All”, criticando la postura un tanto blanda de O’Rourke con el tema de cobertura médica para todos. La recién aprobada medida de seguro médico universal en la ciudad de Nueva York, un plan de atención médica auspiciado por de Blasio, así como la implementación de Pre-K universal --medidas que busca implementar a nivel nacional-- podrían ser puntos fuertes a favor del alcalde con el público urbano de Detroit.

Por otra parte, la senadora Kirsten Gillibrand no ha logrado tener el impacto de otras candidatas femeninas como Harris o Warren, pero es la única que está usando el tema de género como parte de su plataforma. La candidata ha sido una fuerte promotora del movimiento #MeToo y ha llamado porque congresistas rindan cuentas cuando se trata de mala conducta sexual.

Gillibrand también está impulsando una serie de propuestas para combatir la inequidad de género. Busca conceder licencia familiar remunerada, así como crear un plan comprensivo para accesibilizar el aborto en los 50 estados.

Sea cual sea el desempeño de los dos debates, lo seguro es que los candidatos que no logren tener un impacto real en el evento, podrían ver sus ambiciones presidenciales acortadas más pronto de lo que quisieran, ya que los requerimientos por mantenerse en la contienda se tornarán más difíciles.

A diferencia del primer debate que solo requería un resultado de 1% en las encuestas para proseguir, alcanzar el tercer debate requerirá que los candidatos obtengan el 2 por ciento o más en al menos cuatro encuestas de diferentes organizaciones entre el 28 de junio y el 28 de agosto. De los 3 candidatos locales, solo Booker dice haber calificado para la siguiente ronda. Aunque la nominación aún está a varios meses, este último mega-debate muy probablemente decidirá qué candidato tiene una oportunidad real.

Te podría interesar:

El resumen del debate demócrata en imágenes

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés