null: nullpx
Accidentes

Una despedida de soltero termina en tragedia: mueren 4 amigos y un guía en accidente de 'rafting' en Costa Rica

El accidente ocurrió cuando tres balsas de la empresa Quepoa Expeditions se volcaron en el río Naranjo, y arrastraron a 15 personas río abajo. Diez fueron rescatadas y cinco murieron ahogadas. Los jóvenes fallecidos provenían del estado de Florida.
22 Oct 2018 – 5:30 PM EDT

Lo que debía ser un viaje de celebración se convirtió en una tragedia para un grupo de amigos que viajaron desde Miami a Costa Rica para festejar una despedida de soltero. Las balsas en las que hacían 'rafting' se voltearon y cuatro de ellos y un guía local, murieron ahogados.

Los cuatro fallecidos eran estadounidenses y habían crecido en Miami, Florida. Las autoridades los identificaron como Ernesto Sierra, Jorge Caso, Sergio Lorenzo, y Andrés Denis, todos entre 25 y 35 años. El instructor fue indentificado como Kevin Thompson Reid, costarricense de 45 años.

El accidente ocurrió el sábado cerca de las 3:00 pm, cuando tres balsas de la empresa Quepoa Expeditions se volcaron en el río Naranjo, arrastrando a las personas río abajo, según lo explicó la Organización de Investigaciones Judiciales de Costa Rica.

Diez turistas fueron rescatados, pero los cuerpos de los cinco fallecidos fueron encontrados horas después.

"Lo que estaba destinado a ser un fin de semana inolvidable para 14 amigos se convirtió en una pesadilla", escribieron los sobrevivientes del viaje, en una página de GoFundMe que crearon para ayudar a las familias de las víctimas mortales.

El grupo de amigos, muchos de los cuales se conocían desde la secundaria en Miami, viajaron para celebrar la despedida de soltero de Luis Beltrán.

Y precisamente, Sergio Lorenzo, quien era hermano de Beltrán, fue una de las víctimas mortales del accidente.

En total, durante el paseo había 14 turistas y cinco guías a bordo de las balsas de río.

Los sobrevivientes contaron en el comunicado que antes de salir supieron que las condiciones metereológicas eran adversas, pero confiaron en la empresa de rafting.

"Cuando llegamos había viento y lluvia, y los guías turísticos profesionales nos aconsejaron que esperáramos un poco antes de salir al agua. Menos de una hora después, obtuvimos la autorización para salir", relataron.

Dijeron que el peligro comenzó poco después de zarpar. "A los cinco minutos de estar en el río, las tres balsas se volcaron y todos terminamos en el agua".

"Tratamos de subirnos otra vez a las balsas, pero estas continuaban volcándose debido a la inmensa corriente. En pocos minutos, todos estábamos siendo arrastrados con los chalecos salvavidas y los cascos, tratando de encontrar algo a lo que aferrarnos", contaron sobre el terrible episodio.


¿De quién es la responsabilidad?

La ministra de turismo de Costa Rica, María Amalia Revelo, no se explica cómo los guías que dirigían el tour de 'rafting', tomaron la “desafortunada” decisión de recorrer el río en las condiciones en las que estaba, según lo reportó el Diario La Nación de ese país.

"No entendemos cómo entraron al río cuando estaba en esas condiciones, sabían que podían llenarse de agua y de las lluvias en las montañas. Son condiciones sobre las cuales la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) nos ha tenido totalmente informados. Por supuesto que vamos a tomar cartas y ver cómo está la situación de esta empresa”, declaró la ministra al periódico local.

Belén Valladares, madre de uno de los sobrevivientes, responsabilizó a las autoridades del país centroamericano del fatal accidente.

“Denuncio a las autoridades costarricenses por no implementar suficientes medidas de seguridad. Quiero disuadir a todos los turistas de que visiten lugares que les importe más su rentabilidad que la vida y la seguridad,” advirtió en su Facebook.

Dijo que las condiciones del tiempo no estaban aptas para autorizar el paseo en bote por el río. “Todas las balsas se volcaron, no fue una ni dos, fueron todas. Los agarró por sorpresa”, escribió, al tiempo que dijo que su hijo estaba sano y salvo, y que sólo había sufrido rasguños en la espalda, pero que otros cinco no corrieron con la misma suerte.

“Esto me lleva a creer que el paseo no debería haber ocurrido porque las condiciones claramente no eran seguras”, reiteró.

Ve también:

Con flores en los autos recuerdan a los fallecidos del bote que se hundió en un lago de Missouri

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AccidentesLocal

Más contenido de tu interés