null: nullpx
Trending

Liberty City, el barrio de Miami donde más se celebró la confusión de los Oscar

El barrio de mayoría afroestadounidense donde se desarrolla Moonlight pasó de la decepción a la alegría en segundos con el confuso premio a la película. En Liberty City crecieron el director de la cinta ganadora del Oscar y el autor de la novela que la inspiró.
27 Feb 2017 – 2:29 AM EST

LIBERTY CITY, Miami.- ¡Vamos!, gritaba impaciente el público que se congregó para ver los Oscar en el centro cultural de Liberty City, el barrio de mayoría afroestadounidense en el que se desarrolla Moonlight, mientras el actor Warren Beatty miraba confundido el sobre donde debía estar el nombre de la cinta ganadora a la mejor película.

Cuando su compañera Faye Dunaway acabó con la intriga al leer el nombre de 'La La Land', las decenas de personas que aguantaron hasta el final de la premiación a la media noche no pudieron evitar mostrar con abucheos su decepción. La cinta que retrata la vida de un afroestadounidense que lucha por definir su identidad en este barrio pobre del norte de Miami parecía haberse quedado a las puertas del máximo premio de la industria del cine.


A la ya famosa confusión del sobre se le sumó un fallo técnico que hizo que en la pantalla del African Heritage Cultural Arts Center de Liberty City perdiera la conexión momentaneamente de forma que cuando regresó ya no estaba el elenco de 'La La Land' sobre el escenario sino el de 'Moonlight'. Y se formó la fiesta.

"Cuando dijeron que 'La La Land' había ganado, dijimos 'Ok' y empezamos a recoger (...) Perdimos la conexión por un minuto y luego cuando volvió vimos a Barry (Jenkins, el director de Moonlight) en el micrófono y no podíamos oír nada porque la pantalla se congelaba, pero no necesitábamos saber más porque Barry estaba hablando", le explicó a Univision Noticias Cheryl Mizell, una de las organizadoras del evento.

Mizell era una de las que no podía evitar dar saltos de alegría tras conocer el resultado. Y es que, además de ser una cinta que se desarrolla en su barrio, tanto el director, Barry Jenkins, como el autor del libro en el que se inspira Moonlight “In Moonlight Black Boys Look Blue”, Tarell McCraney, crecieron aquí.


De las ocho nominaciones que tenía, 'Moonlight' se llevó el Oscar a la mejor película, al mejor actor de reparto por la interpretación de Marhershela Ali del mentor del protagonista y al mejor guión adaptado; y en el centro cultural afroestadounidense celebraron cada uno de esos premios como si fuera un poco de todos con aplausos, gritos y cacerolazos.

"Esto es enorme", afirmaba Mizell aún emocionada. "Ojalá que la gente entienda el poder de esto y lo que podemos hacer con el ejemplo de Barry Jenkins y Tarell McCraney, que escribió la historia que es casi autobiográfica sobre su vida".

Sin duda el premio a la mejor película fue el momento de mayor alegría de la noche. Pero quizás el más emotivo entre el público que veía la premiación en el centro cultural de Liberty City fue cuando dos chicos del barrio, el escritor del libro que inspiró 'Moonlight' y el director de la película, recogieron el Oscar al mejor guión adaptado y se acordaron de sus orígenes.

"Aquí están dos chicos de Liberty City en el escenario representando al 305", dijo el escritor Tarell McCraney haciendo referencia al código telefónico de Miami. "Esto va para todos los chicos y chicas negros y de color y a los que no están conformes con su género y no se encuentran a sí mismos".

"Quiero dar gracias a Dios por mi madre que me demostró a través de sus luchas que Naomie Harris retrató para todos ustedes que realmente podemos estar aquí y ser alguien", agregó al hablar de la actriz que representa a la madre del protagonista, una mujer adicta al crack.

En el elenco de 'Moonlight' hay una mezcla de actores profesionales y vecinos de Liberty City. Al protagonista, Chiron, un joven afroamericano gay lo interpretan tres actores diferentes para representar el paso del tiempo en las diferentes etapas que se desarrolla la película (desde los 90 hasta la actualidad).


Y en la ciudad, muchos destacan que esta película muestra un Miami real pero que rara vez aparece en la gran pantalla. "La gente habla de cómo la fotografía de 'Moonlight' es tan luminosa, colorida y bella, pero la historia sigue siendo muy dura. Eso es lo que yo pienso de crecer en Miami: La vida era dura, pero seguía siendo un lugar bonito e inspirador", afirmó el director de la película en una entrevista con la revista Miami Indulge.

Jenkins, que salió de Liberty City para estudiar cine y después se fue a California a buscar su sueño como director asegura haberse vuelto a enamorar de la ciudad con esta película. "El apoyo de la comunidad fue muy fuerte. Intentamos retratar a tantas personas del barrio como fue posible, por motivos de presupuesto pero también porque queríamos la voz de la ciudad en la película", afirma el director.

"Los niños venían al set de grabación y se sentaban delante de los monitores de video para verme trabajar y me señalaban y se decían entre ellos: 'Este creció aquí!'. Podía decir por sus caras al mirarme (a un tipo negro con todas esas máquinas) que fue una de esas experiencias que te abren los ojos", recordó en esa entrevista.

Durante la ceremonia en Liberty City, los organizadores anunciaron que el director, que aseguran que cuando era pequeño iba a este centro cultural después de la escuela, había hecho una donación a la institución cultural con el que pretenden poner en marcha un programa de cine para los jóvenes del barrio.

Además, los Oscar para Moonlight pueden suponer un ejemplo muy positivo para los jóvenes del barrio, uno de los más peligrosos de Miami, a juicio de la directora de márketing del African Heritage Cultural Arts Center de Liberty City.

"Creo que va a generar más atención especialmente hacia los programas para que los jóvenes aprendan cómo expresar sus pensamientos y su energía a través del arte en lugar de emplearla en cosas negativas", afirmó. "Este centro es como un oasis. Fuera de aquí hay mucha violencia", afirmó en referencia al barrio.

Y, a juzgar por lo que se vio este domingo en la fiesta de los Oscar de Liberty City, el arte para seguir ganando premios no falta. Cada vez que la retransmisión oficial de los premios iba a publicidad, al escenario del centro cultural subían jóvenes del barrio a mostrar su talento cantando, tocando instrumentos o bailando.


Mira también: El Oscar a la mayor equivocación en los premios de la Academia se celebra con memes:

El Oscar a la mayor equivocación en los premios de la Academia se celebra con memes

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TrendingOscarMiamiLocal
Publicidad