Sucesos

"Kirk perdió la cabeza": el mensaje que le envió una mujer a su amiga antes de ser asesinada por su esposo

Kirk M. Keithley, de 39 años, un veterano que llevaba nueve años trabajando en la Oficina del Sheriff de Hillsborough, Florida, le disparó a su esposa y luego se suicidó, dejando huérfanos a cuatro niños.
25 Sep 2018 – 10:53 PM EDT

"No hay palabras para darle sentido a la tragedia de esta mañana", fueron las palabras del sheriff del condado de Hillsborough sobre lo ocurrido a tempranas horas del lunes en Land O'Lakes, Florida. Se refería al caso de un ayudante de su departamento que disparó fatalmente a su esposa y luego se suicidó.

El alguacil Chad Chronister identificó al agente como Kirk M. Keithley, de 39 años, un veterano que llevaba nueve años trabajando en su departamento. Por su parte, la mujer fue identificada como Samantha Keithley, de 33 años.

El hecho ocurrió en el condado de Pasco, y su alguacil, Chris Nocco, dijo que un adolescente de 14 años salió corriendo de la casa y llamó al 911 después de escuchar una discusión y un disparo. Informó que ninguno de los niños había resultado herido.

Una vez que llegaron los agentes, encontraron el cuerpo de una mujer en un sofá, dijo Nocco. Luego, en el primer piso hallaron a los tres niños a salvo, y en otra habitación encontraron muerto al agente de policía con una herida de bala aparentemente autoinfligida, según una investigación preliminar.

Nocco dijo que Keithley no parecía haber usado su arma de servicio en el crimen, y que las autoridades no había sido llamadas previamente a esa casa.


"Literalmente está perdiendo la razón"

Según lo reportó el diario Tampa Bay Times, los Keithleys estuvieron casados alrededor de seis años y juntos tenían dos hijos: Alivia, de 4 años y Avalyn, de 2. Además, la mujer tenía un hijo de una relación anterior, Mark, de 14 años. Mientras que Keithley, también tenía una hija mayor fruto de otra unión: Peyton, de 7 años.

De acuerdo con información del diario, una amiga de la víctima recibió mensajes de texto alarmantes horas antes del incidente.

"Kirk perdió la cabeza", se leía en un mensaje. "Él literalmente está perdiendo la razón. Me ha estado acosando durante las últimas 6 horas y le he pedido reiteradamente que me deje tranquila porque estoy enferma", relató Kristin Kellin al diario de Tampa Bay.

Además, Samantha Keithley, le escribió a su amiga que había tirado a la basura su anillo, según lo reportó el periódico. Sospechan que hacía referencia al anillo de bodas.

Según la investigación, los mensajes fueron enviados alrededor de las 11:50 pm del domingo.

Las autoridades dijeron que en algún momento cerca de la medianoche, la madre fue asesinada a tiros por su esposo.

"Solo recen por estos niños", pidió el alguacil Nocco. "Es lunes por la mañana y hoy hay cuatro niños que intentan armar sus destrozadas vidas y descubrir qué les pasó de la noche a la mañana", dijo.

Ve también:

En fotos: 15 casos de asesinatos de niños en Florida

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:SucesosLocal

Más contenido de tu interés