null: nullpx
Trending

Kim Jong Un mordiendo a Trump y una guatemalteca huyendo de un tanque: Art Basel Miami, entre lo banal y lo político

En el Convention Center de Miami una multitud intenta visitar a su cabalidad 291 galerías, donde conviven por igual obras políticas que hablan de la situación de América Central, cuadros que se burlan de un Trump mordido por Kim Jong Un y piezas estrambóticas que provocan que la gente haga enormes filas para retratarse con ellas.
8 Dic 2017 – 06:50 PM EST

La imagen muestra a una mujer desesperada, pálida, corriendo para no ser alcanzada por un tanque de guerra que camuflado con el ambiente parece amenazar con aplastarla. La mujer corre y corre y los que observan la obra sienten el cansancio, el desfallecimiento de la mujer, el tanque que la desaparece. El video ‘Shadow’ fue creado por la artista guatemalteca Regina José Galindo para hablar de la relación del cuerpo con la guerra, para hablar de lo que muchos sienten al vivir en América Central.

Al lado de este video, que captura los ojos de muchos desprevenidos visitantes de la feria de arte Art Basel que se lleva a cabo en Miami por estos días, otra imagen chocante: la de la misma artista enterrada completamente en fango, apenas con la cabeza afuera para poder respirar. “En América Central siempre hay primavera, como siempre hay conflicto, como siempre hay lucha. Para cruzar Centro América, tú tienes que cruzar la muerte y así poder vivir”, explica la artista en el catálogo de Prometeo Gallery, una galería italiana basada en Milán conquistada por años por esta latina.


Mientras decenas de ojos rodean la obra de esta artista política que en otras ocasiones se enrolló en plásticos y fue arrojada a un vertedero de basura o que se hizo reconstruir el himen y estrechar la vagina por un cirujano (obra con la que, por cierto, ganó la Bienal de Venecia en 2005), otros tantos miles de visitantes de la enorme feria prefieren pasar a menesteres más ligeros.

No importa lo que haya anticipado el director de Art Basel, Marc Spiegler, sobre cómo la curaduría de la feria de 2017 “tuvo como foco central el tema político”. En realidad, entre la multitud de gente, la verdadera atención la capturan obras espectaculares, como la enorme escultura de un árbol seco y blancuzco titulada ‘Hunger Moon’ (2013), de Hugo Rondinone. Ante las ramas disecadas y tiesas cientos de familias posan como si esa pieza no fuera más que el telón de fondo ideal para su Instagram. No muchos deben tener consciencia de que ese es, según el artista, “un grito a la euforia y la depresión”.


La fila para hacer la foto obligada se repite ante otras esculturas: la de un jovencito cabizbajo y gigantesco o ante una instalación de bombillos de colores, favorita -quizás por sus luces- entre los más jóvenes.

Claro, no que todo las obras que hablen de asuntos más complejos pasen desapercibidas. Hay una pintura enorme, ubicada en el centro de un gran pasillo que desata risas maliciosas. En ella se ve a un Donald Trump caricaturizado, hecho mujer, con tres piernas, tres senos, unos puños gigantes y las caras de un dientón Kim Jong Un, el dictador norcoreano, que aparecen por doquier y que amenazan con morder a el Capitolio.


‘Donald Trump as the first woman president’ es la obra de Peter Saul, un artista californiano de 83 años cuyas pinturas de rasgos gruesos y desproporcionados siempre han inmortalizado a ex presidentes como George Bush o Ronald Reagan. Para Art Basel 2017, Peter Saul ha creado el retrato infaltable de Donald Trump.

“Ante el asombro del artista de tener que retratar al presidente Trump que no a Hillary Clinton, quiso valerse del humor y retratarlo como si fuera una mujer”, asegura Ron Warren, de la Mary Boone Gallery, que fue la encargada de hacer visible la figura del controvertido presidente en la feria. “Aunque la obra se expuso recientemente en Nueva York es verdad que muchos coleccionistas dijeron que quizás era muy pronto para tener a Trump en una de sus paredes”, admite el curador, quien considera que la obra del artista irá cobrando sentido en el tiempo “cuando todos recordemos estos años”.


Efectivamente, y fuera de todo pronóstico, el arte parece estarse dando una tregua de la figura de Donald Trump tan protagónica en las ferias y las galerías en épocas de campaña. Art Basel 2017 parece ser una buena evidencia de eso. Además de la obra de Saul, otro artista, el taiwanés residente en Nueva York Rirkrit Tiravanija , es de los pocos que ha querido insistir en la figura de del presidente en su obra.

Expuesta sobre las paredes de la galería mexicana Karimazutto, se pueden ver varias portadas de diarios en inglés y en español el día en el que el presidente Trump tomó posesión. Los artículos son interrumpidos por unas enormes frases que sentencian: ‘Fear eats the soul’ (‘El miedo devora el alma’) .

Así, la cara de Trump que las noticias repiten hasta el cansancio parece haberle abierto un espacio a otros asuntos en las arenas del arte.

Pero mientras unos se conmueven con obras que hablan de las luchas de las mujeres por sus derechos y sobre las protestas de ‘Black live matters’, otros simplemente prefieren dejar de mirar a la paredes y mejor perseguir a la inquietante pareja de artistas Eva y Adele que, vestidos de la misma manera, con bellos trajes de brillantes, perlas y la cabeza rapada para que no se sepa quién es la esposa y quién el esposo, caminan por los pasillos de Art Basel Miami como si gritaran 'nosotros somos la gran obra de arte'.

RELACIONADOS:TrendingLocal

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.