null: nullpx
Política

Dimite el senador de Florida que insultó a colegas afroestadounidenses con comentarios racistas y sexistas

La renuncia de Frank Artiles se produce dos días después de pedir disculpas por sus palabras, algo que no sirvió para calmar las protestas y las voces que pedían que dejara su cargo.
21 Abr 2017 – 11:30 AM EDT

MIAMI, Florida. - El senador estatal de Florida Frank Artiles dimitió este viernes de su cargo en medio de un escándalo después de proferir insultos racistas y sexistas en una conversación con dos legisladores afroestadounidenses en un bar de Tallahassee.

Pese a su negativa inicial a dejar su cargo, la dimisión se produce dos días después de que el senador de origen cubano pidiera perdón por los comentarios ofensivos que generaron una fuerte polémica y protestas de diferentes sectores que pedían su renuncia.


En una carta al presidente de la Cámara Alta estatal, Joe Negron, Artiles dijo que da este paso al costado por el bien de su familia y de la institución del Senado. "Mis acciones y mi presencia en el gobierno son ahora una distracción para mis colegas, el proceso legislativo y los ciudadanos de este gran estado", escribió el legislador al anunciar su decisión.

"Está claro que cada acción tiene sus consecuencias y en este área necesito tiempo de refexión personal y crecimiento", reconoció Artiles.

El incidente que provoca la renuncia del senador se produjo el lunes cuando Artiles estaba tomando unas bebidas en un club privado del Senado estatal en Tallahassee con los senadores Audrey Gibson, demócrata de Jacksonville, y Perry Thurston, también demócrata de Fort Lauderdale, y presuntamente profirió una retahíla de insultos.

El congresista estatal aseguró que el presidente del Senado consiguió ascender en el poder porque "seis niggers" del caucus republicano lo habían elegido, informa Mazzei. El uso de esta palabra sumamente ofensiva para referirse a la comunidad afroestadounidense ha sido sin duda la más polémica, pero no fue el único insulto que pronunció. Además, también se refirió a sus colegas afroestadounidenses como "fucking ashole" ("jodido pendejo"), "bitch" ("perra") y "girl" ("chica").

"No nos podemos permitir el alto costo que dejan las palabras de odio"

La dimisión de Artiles fue bien recibida por el congresista demócrata afroestadounidense, Oscar Braynon, quien reportó el incidente del bar al presidente de la cámara.

"No me dan placer este tipo de eventos desafortunados. Pero insto a aprender de ellos. En nuestras comunidades, nuestro estado y nuestro país, debería haber un mensaje de esperanza, tolerancia y unidad. No nos podemos permitir el alto costo que dejan las palabras divisivas y crueles", escribió Braynon en un comunicado.

Un día después de que se conociera la polémica, el miércoles, Artiles se disculpó públicamente en el suelo del Senado. “Extiendo una sentida disculpa a mis colegas y a todos los que he ofendido", afirmó el legislador en una intervención en la que se dirigió directamente a la senadora Gibson.


“Mis comentarios hacia usted fueron los más lamentables de todos porque le hicieron personalmente", afirmó el senador. "Nadie merece que le traten así".

El legislador, que argumentó haber crecido en la ciudad "diversa" de Hialeah, una zona de Miami de de mayoría cubana, aseguró no querer digirir a nadie en particular el insulto racista que profirió. Además, se disculpó también con el presidente de la cámara, Joe Negron, por sus comentarios "groseros y juveniles".

Ese mismo día Negron había tomado la decisión de despojarle de la presidencia del comité de Comunicaciones, Energía y Servicios Públicos del Senado.

Las disculpas de Artiles no sirvieron para calmar la situación y el jueves varias protestas exigieron su renuncia frente a la oficina del senador en Kendall y Tallahassee.

Pese a que en un principio y tras desatarse la polémica, Artiles dijo que no renunciaría, las voces que exigían su dimisión se fueron extendiendo hasta importantes figuras republicanas como la Fiscal General de Florida, Pam Bondi, quien le dijo a Politico que el senador de origen cubano debería "considerar seriamente" dejar su cargo.

Por su parte, el gobernador del estado, el republicano Rick Scott se limitó a decir que como hombre de negocios, "si tuviera un empleado que hubiera dicho eso, lo hubiera echado".

Artiles fue elegido en noviembre en una apretada contienda para representar al distrito 40 del suroeste de Miami-Dade County, un puesto que se quedará vacío hasta que el gobernador Scott llame a una elección especial para reemplazarlo, algo que probablemente sucederá en los próximos dos meses.

Mira también:



RELACIONADOS:PolíticaLocal

Más contenido de tu interés