null: nullpx
Salud Infantil

Vómito, euforia y alucinaciones, lo que causa el hongo tóxico que dieron a niños en la escuela

El hongo que probaron estudiantes de una primaria de Los Ángeles durante una clase fue identificado como Amanita Pantherina, una seta tóxica.
27 Sep 2016 – 8:30 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Los niños de una escuela primaria que enfermaron luego de que les dieran a probar vegetales que cultivaron en un jardín comunitario como parte de una clase, habrían consumido un hongo tóxico llamado Amanita Pantherina, el cual puede causar alucinaciones, pérdida de coordinación del cuerpo, euforia y vómito, según documentos del Children’s Hospital.

Ted Acosta, padre de uno de los menores afectados, explicó que el pasado miércoles alrededor de las 13:50 horas recibió una llamada de personal de la escuela primaria Micheltorena, ubicada en Silver Lake, en la que solo se le informó que su hijo había enfermado y debía ir por él.

“Mi hijo no podía pararse, ni siquiera levantar la cabeza y estaba vomitando”, refirió Acosta.


Pese a la condición del menor, reclamó, la escuela no le notificó lo que había ocurrido y tanto la maestra de su hijo como la directora insistían en que se trataba de un resfriado.

“Fui porque mi hijo, me dijo lo que había pasado y lo llevé al hospital para que fuera atendido. Aún así, la escuela mantenía la postura de que era un resfriado. Pasaron 24 horas para que cambiaran su versión y fue hasta que el caso trascendió a los medios de comunicación”, criticó.

Según la Librería Nacional de Medicina del Intituto Nacional de Salud, el hongo Amanita Pantherina posee ácido iboténico y el muscimol, los cuales son absorbidos rápidamente en el tracto gastrointestinal y provocan diversos malestares.

El pequeño de 10 años pasó varios días internado en el hospital y aún permanece en cama por los efectos del hongo.

Acosta adelantó que tendrán una reunión con autoridades educativas este martes sobre los cerca de 20 niños que enfermaron por comer un hongo en un jardin adyacente a la escuela primaria donde se les da una clase consructiva.

De acuerdo con padres de familia, el jardín es de la comunidad y no pertenece a la escuela. Sin embargo, cada miércoles se les da una clase a los niños para que tomen conciencia del cuidado ambiental.

Durante la clase, uno de los encargados del jardín al que los padres solo identifican como “Charly” le dio a probar los hongos a los niños.

Lea también:


RELACIONADOS:Salud InfantilNiñosSaludEducaciónLocal

Más contenido de tu interés