Asesinatos

Un presunto asesino desaparecido desde 1983 podría vivir como mujer en California

Los detectives creen que John Kelly Gentry Jr. podría estar usando su segundo nombre, Kelly, y viviendo como una ciudadana que respeta la ley en California.
28 Ago 2016 – 3:05 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Las autoridades han revelado un retrato hablado de un hombre, presunto autor de dos homicidios en 1983, que durante más de 30 años ha estado desaparecido y que se cree que estaría ocultando su identidad haciéndose pasar por una mujer en el sur de California.

John Kelly Gentry Jr., de 63 años, es el principal sospechoso de las muertes de una mujer en Michigan y un hombre en Ohio con los que mantenía relaciones sentimentales, según la investigación policial, pero se perdió su pista poco después de los crímenes.

Los últimos documentos conocidos sobre él son unas postales que habría enviado a sus familiares 1983 con el remite fechado en San Diego y Los Ángeles.

Jeff Smith, detective en el Departamento del Sheriff de Monroe, Michigan, declaró a Reuters que en los últimos cinco años varias informaciones han vuelto a poner de actualidad el caso.

Las pistas indican que Gentry podría haber adoptado como identidad su segundo nombre, Kelly, para vivir como una mujer y habría frecuentado el área de West Hollywood, en el condado de Los Ángeles.

Desde 1988 existe una orden de arresto contra Gentry a nivel federal, pero sus huellas nunca han aparecido en ninguna otra escena de un crimen, por lo que los detectives creen que -salvo que Gentry hubiera fallecido- el fugitivo estaría cumpliendo las leyes para no llamar la atención.

“Si está vivo, obviamente está viviendo de obedeciendo la ley, porque de otra manera habríamos visto ya sus huellas digitales en una búsqueda”, dijo Smith a Reuters.

Presuntos homicidios de Gentry

Según la investigación, el 12 de abril de 1983 Gentry habría acabado con la vida de Barbara Gerber, de 25 años, a quien supuestamente apuñaló varias veces. Gerber era pareja de Gentry. Su auto fue reportado como robado y más tarde se recuperó en Toledo, Ohio, donde vivía la otra pareja sentimental del sospechoso.

Los detectives buscaron al presunto asesino seis días después en el domicilio de su segunda pareja, un hombre de 52 años identificado como William Veith. Allí no encontraron a Gentry, pero sí el cadáver de Veith en el sótano de su negocio.

El fallecido había sido atacado con el mango de un hacha. El vehículo de la víctima también se reportó como robado y fue encontrado en Indiana.

En 2005, Gentry fue listado en la lista de los más buscados por el FBI.

Lea también:


Publicidad