null: nullpx
Inmigración

Un juez bloquea el intento del gobierno de Trump de acabar con la ley santuario de California

El magistrado John A. Mendez le dio su apoyo a dos de tres normas que protegen a los indocumentados en el estado, en especial a la SB54 que limita la cooperación de las policías locales con ICE, en lo que representa una primera victoria legal en la batalla de California contra la administración federal.
5 Jul 2018 – 3:44 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.– Un juez federal negó este jueves la posibilidad al gobierno de Donald Trump de bloquear las leyes santuario de California luego de escuchar los argumentos de los fiscales federales que alegan que estas normas limitan el trabajo de las autoridades federales de inmigración a la hora de detener a inmigrantes indocumentados en el estado.

"Hacerse a un lado no equivale a interponerse en el camino", aseguró el juez de Distrito John A. Mendez, quien agregó que la decisión del gobierno de California de prohibir la cooperación de las policías locales con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) para proteger a los inmigrantes sin papeles no significa que estén impidiendo el trabajo de esta agencia.

Tras la entrada en vigor de las normas santuario las agencias policiales locales y estatales tienen prohibido indagar el estatus migratorio de las personas, colaborar en los operativos de ICE y trasferir a los detenidos por faltas menores.

Esta decisión representa una primera victoria para la ley SB54, que convirtió en enero a California en un estado santuario, contra la cual declaró la 'guerra' desde marzo el fiscal general Jeff Sessions, diciendo que "usaría todo su poder para detenerla", al presentar una demanda en nombre del Departamento de Justicia contra el estado por tres leyes santuario.

El juez Mendez también apoyó la legalidad de una segunda ley de California, la cual permite al fiscal general estatal, Xavier Becerra, visitar los centos de detención federales para inmigrantes.

Lo único que rechazó fue una parte de la tercera norma que impone multas a los empleadores privados que admitan voluntariamente en sus negocios la entrada de agentes de inmigración. Esa ley requería una orden judicial para que ICE realizara redadas en los lugares de trabajo y pedía multas para los empleadores que no informen a sus trabajadores sobre estos operativos con 72 horas de anticipación.

El magistrado escuchó los argumentos de los abogados del gobierno el pasado 20 de junio en una Corte de Distrito en Sacramento, quienes aseguraron que California estaba violando la Constitución con la aprobación de leyes que defienden y protegen a los inmigrantes indocumentados.

Sin embargo, Mendez consideró que dado que el Congreso no ha requerido de manera explícita la cooperación local o estatal, la administración Trump no puede bloquear lo que es simplemente la cancelación de un "esfuerzo voluntario".

"La SB54 no añade o sustrae ningún derecho o restricción sobre los inmigrantes", escribió el juez, citado por el diario Los Angeles Times. "Los inmigrantes sujetos a deportación se mantienen sujetos a deportación. La SB54, en cambio, dirige las actividades de la aplicación de leyes estatales, que el congreso no pretende regular".

El gobernador californiano Jerry Brown reaccionó con positivismo a esta decisión de la corte: "Estoy de acuerdo con el juez Mendez en que las decisiones judiciales fragmentadas no resolverán los desafíos en inmigración de la nación. Solo el Congreso puede trazar el camino levantánsose por encima de las divisiones partidarias sin sentido y trabajando juntos para resolver este problema, no agravándolo".


El fiscal de Los Ángeles, Mike Feuer, también se manifestó al respecto asegurando que la orden de la corte que mantiene la SB54 "preserva la confianza y rechaza el miedo". El fiscal destacó que esta ley santuario está basada en los mismos principios que sostienen las estrategias de políticas angelinas que incentivan a los residentes, sin importar su estatus migratorio, a reportar los crímenes y cooperar con el Departamento de Policía de Los Ángeles.

"Nosotros en Los Ángeles estamos orgullosos de haber presentado una carta apoyando la posición del estado en este importante caso", declaró Feuer.

Es así como las autoridades de California han argumentado que sus políticas promueven confianza entre las comunidades de inmigrantes y las agencias del orden. Pero el gobierno federal insiste en que esas normas están permitiendo que delincuentes peligrosos estén en las calles.

En su defensa, los abogados del estado dijeron en documentos en la corte que el gobierno federal estaba tratando de asumir poderes que se ha entendido desde hace tiempo les corresponden a los estados y que no podía demostrar que sus políticas estaban causando daño.

California ha entablado más de 50 demandas contra el gobierno de Trump, la mayoría sobre decisiones de inmigración y política ambiental, de las cuales ha conseguido algunas importantes victorias en las cortes.

En fotos: el paso a paso de una detención de ICE en el estado con más indocumentados de EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés