null: nullpx
Noticias

Un hombre visita Disneyland durante 2,000 días consecutivos

Jeff Reitz es veterano de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, pero conserva un espíritu de niño. Dice que continúa disfrutando de la magia del lugar como cuando lo llevó por primera vez su mamá en 1975, cuando tenía 2 años de edad.
27 Jun 2017 – 11:37 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Durante los últimos 5 años y medio el parque de diversiones de Disneyland ha sido visitado todos los días por un hombre que a pesar de sus 44 años de edad y de ser veterano de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, parece conservar espíritu de niño.

Se trata de Jeff Reitz, quien el pasado 22 de junio cumplió 2,000 días consecutivos visitando ‘el lugar más feliz de la Tierra’, como se le conoce al parque de diversiones que en 1955 construyó Walt Disney en Anaheim, California.

Disneyland reconoció la marca de los 2,000 días de Jeff Reitz, quien cuenta con pase anual y suele repartir sus días de visita entre Disneyland y Disney California Adventure.

Las visitas consecutivas de Jeff Reitz a Disneyland iniciaron el 1 de enero de 2012 y desde esa fecha no ha faltado ni un solo día, según ha constatado el mismo parque de diversiones.

La razón de la racha

Al iniciar el 2012, cuando Disneyland preparaba la apertura de la atracción Cars Land para ese verano, Jeff Reitz se encontraba desempleado y ello permitió que visitara la casa de Mickey Mouse a diario.

De pronto se daría cuenta de la continuidad de sus visitas, por lo que decidió cumplir un año, pero al completar los 365 días no pudo cortar la racha y se mantuvo en ese mismo ánimo.

El pase anual para Disneyland tiene un costo de entre 620 y 1,050 dólares.


Las visitas a Disneyland continuaron a pesar de que Reitz consiguió empleo en el sistema de salud de la Oficina de Veteranos en Long Beach.

“Fue algo que hice para mantener las cosas divertidas”, recordó Reitz en declaraciones hechas a la prensa.

La primera vez que Reitz visitó Disneyland fue en 1975, cuando tenía 2 años de edad y lo llevó su mamá.

Para Reitz, quien vive en Huntington Beach, a 20 millas de Anaheim, la única razón por lo que continúa visitando Disneyland es porque todavía se sigue divirtiendo.

“No se trataba de establecer un récord o algo así, se trataba de venir y disfrutar la magia del parque”, mencionó.

Desde que trabaja, Reitz llega a Disneyland por las tardes al salir de su empleo en Long Beach. “Eso me ayuda para relajarme al final del día”, dice.


En fotos: 2,000 días consecutivos en 'el lugar más feliz de la Tierra'

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés