null: nullpx
Inmigración

Un condado de California se une a la demanda del gobierno de Trump contra sus leyes santuario

Los supervisores del condado de Orange, en el sur de California, votaron 3 a 0 para unirse a la demanda federal contra las políticas santuario del estado. Al menos cinco ciudades de este condado han expresado su rechazo a la ley SB54 que impide que las policías locales colaboren con las autoridades migratorias.
27 Mar 2018 – 06:03 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

LOS ÁNGELES, California.– La resistencia contra las leyes santuario de California que sigue creciendo en el conservador condado de Orange alcanzó este martes su punto más álgido, cuando legisladores locales votaron para emprender acciones legales contra las políticas que defienden a los indocumentados y su departamento del Sheriff comenzó a publicar la fecha de liberación de todos los presos en sus cárceles, incluidos los que no tienen papeles.

La Junta de Supervisores del condado de Orange votó esta tarde 3-0 a favor de unirse a la demanda federal interpuesta por la administración Trump a California por tres de sus leyes santuario.

Hasta ahora, el mayor desacato a la ley SB54, que desde el 1 de enero prohíbe la cooperación entre las agencias locales del orden y el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), lo emprendió el Sheriff de Orange, al publicar en su página de Internet la hora precisa en que dejará libre a cada uno de sus reclusos. Así le deja a la agencia federal información sobre los indocumentados que le interesen.

"Esta acción mejorará la comunicación entre el Sheriff y nuestros colegas encargados de hacer cumplir la ley para eliminar a los delincuentes peligrosos de nuestra comunidad", señala el departamento policial, el cual indicó que del 1 de enero al 19 de marzo liberó a 172 indocumentados sin notificarle a ICE, aunque le refirió 168 que fueron condenados por delitos graves, cumpliendo con la SB54.

En la base de datos que ha publicado la dependencia con el título 'Who’s in jail' (Quién está en la cárcel), se pueden ver los nombres de todos los presos, su etnia, su oficio, la prisión donde se encuentran y la fecha en que serán puestos en libertad. Esa lista no distingue quiénes están sin documentos en el país.

"La SB54 hace que el trabajo de las agencias del orden sea más difícil y requiere procesos burocráticos que podrían permitir que personas peligrosas se beneficien de las grietas de nuestro sistema judicial", reclamó la sheriff de Orange, Sandra Hutchens, quien abiertamente ha luchado contra la norma.

Cargando Video...
Los Alamitos, la primera ciudad en California que se opone a la ley de estado santuario

La oposición en OC

La rebelión comenzó la semana pasada en Los Alamitos, cuando sus concejales votaron para eximir a su localidad de la legislación santuario. Alrededor de 160 personas acudieron al pequeño Concilio y al aprobarse dicha ordenanza gritaron "¡Patriotas!" y "¡Esto es una victoria para Estados Unidos!".

Según registros oficiales, en las pasadas elecciones presidenciales las preferencias estuvieron divididas en esa ciudad, donde es blanco el 71% de sus 11,500 habitantes. Y es que casi el 44% de los electores respaldaron a Donald Trump y el 46% a Hillary Clinton.

Tras esa decisión en Los Alamitos, las ciudades de Yorba Linda, Buena Park, Huntington Beach y Mission Viejo comenzaron a evaluar su oposición oficial a las leyes que protegen a los indocumentados.

Pero el asunto cobró más fuerza cuando lo tomaron los supervisores de Orange County (OC), quienes este martes evaluaron en sesión cerrada la posibilidad de emprender acciones legales contra el estado.

"Nuestros policías enfrentan sanciones bajo la ley estatal si hablan con agentes federales por algo incorrecto. Eso es inaceptable y es contrario a la ley federal", dijo el supervisor del condado Shawn Nelson al diario Los Angeles Times.

Uno de los legisladores que acudieron a apoyar la medida fue el congresista Dana Rohrabacher, representante del Distrito 48. Él aseguró que los indocumentados llegan al condado a "consumir" la asistencia pública. "Son la más grande amenaza del bienestar de la gente", expresó este martes frente a varias personas que portaban carteles con la frase "No, no, no estado santuario".

Activistas que defienden a los indocumentados aseguran que detrás de las acciones emprendidas en OC está la organización antiinmigrante Federation for American Immigration Reform (FAIR), cuyos líderes están ligados a grupos supremacistas blancos y realizan comentarios racistas, según el Southern Poverty Law Center (SPLC), que monitorea a los grupos de odio.

Algunos gobiernos locales, como el de Yorba Linda, han decidido no llevar al gobierno estatal a los tribunales y, en cambio, enviaron una carta de apoyo ( amicus brief) a la demanda de FAIR.

Un vocero de la organización negó que estén reclutando municipios del condado de Orange para su movimiento antisantuario, sino que estos se les han acercado voluntariamente.

"Se han envalentonado"

A decir de Rex Wang, representante del grupo Korean Resource Center, FAIR ha atizado el sentimiento contra los inmigrantes en esa zona. "Los supervisores del condado de Orange se han envalentonado para unirse a los esfuerzos antiinmigrantes de la administración federal, proponiendo ordenanzas locales y litigios contra la SB54", dijo el activista.

"Se oponen a ciudades que han aprobado leyes santuario que honran los derechos constitucionales de todos, independientemente de su estatus migratorio", agregó Wang.


Sobre el rechazo a la ley SB54, el senador estatal Kevin de León advirtió que lejos de mejorar la seguridad de las ciudades podría consumir sus fondos públicos en una batalla legal "inútil".

"Impulsar una agenda racista y antiinmigrante desprovista de hechos o apoyar el análisis legal es un uso bastante triste de los recursos de los contribuyentes, especialmente cuando podría resultar en costos legales dañinos para las ciudades que se apresuran a unirse a este esfuerzo inútil", dijo De León.

Con una población 61% blanca, el condado de Orange es conocido por sus acciones antiinmigrantes. Hace dos años, una marcha en Anaheim que organizó el grupo supremacista blanco Ku Klux Klan (KKK) terminó con tres personas apuñaladas. Una década atrás, los concejales de Costa Mesa aprobaron una ordenanza que prohíbe a los jornaleros solicitar empleo en la calle. Y en 1994 nació ahí la controvertida Proposición 187, que intentó negar servicios públicos a las personas sin papeles.

Aunque algunas regiones permanecen como bastiones republicanos, el voto en general le dio el triunfo a Hillary Clinton en noviembre de 2016. Se trató del primer triunfo demócrata desde la Gran Depresión.

Hace 90 años OC era el epicentro de quienes promovían la supremacía blanca en la costa oeste. A tal grado, que entonces todos los concejales de Anaheim eran miembros del Ku Klux Klan (KKK). Los echaron a través de una revocación en 1925, pero sus simpatizantes no se fueron del todo.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés