null: nullpx
Inmigración

Tras el ingreso de un grupo de 14 personas a EEUU, la caravana migrante se queda varada en Tijuana

La negativa de las autoridades migratorias de permitir el ingreso a EEUU esta semana cae como balde de agua fría para los integrantes de la caravana que se ilusionaron al enterarse que los casos de 14 personas ya están siendo revisados.
1 May 2018 – 02:12 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

LOS ÁNGELES, California.- La Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) le ha dado otra mala noticia a la caravana de inmigrantes centroamericanos. Luego de negar el procesamiento de sus solicitudes de asilo durante dos días, la agencia informó que reanudará este proceso hasta la próxima semana, alargando la espera para estos migrantes que ahora pasan sus días en un campamento improvisado en la fronteriza ciudad de Tijuana, en México.

Este aviso cae como balde de agua fría para los 200 integrantes de la caravana que siguen en fila y que se habían ilusionado el lunes al enterarse que ocho personas del grupo el lunes (tres madres, cuatro niños y un joven de 18 años) y seis más este martes pudieron ingresar a Estados Unidos. El trámite se ralentiza como ocurrió en 2016, cuando el CBP limitó las solicitudes recibidas cada día de miles de haitianos, obligándolos a dormir durante varias semanas frente a ese punto fronterizo y, finalmente, a quedarse a vivir en Tijuana.

“Alcanzamos la máxima capacidad en el puerto de entrada de San Ysidro durante el fin de semana y temporalmente no pudimos procesar a más personas que viajaran sin la documentación de entrada adecuada. Comenzaremos a procesar llegadas sin documentación nuevamente el lunes”, dijo un vocero del CBP en un comunicado de prensa.

La entidad indicó que dependiendo de las circunstancias de esa garita en el momento de la llegada, las personas que se presentan sin documentos pueden necesitar esperar en México, mientras los oficiales de la CBP trabajan para procesar a quienes ya están dentro de dichas instalaciones.

Un portavoz explicó que en el caso de las ocho personas que ingresaron a EEUU permanecerán detenidas en ese punto control hasta que reciban una entrevista para determinar si existe un “miedo creíble” para pedir refugio a este país y continuar sus procesos.


La garita de San Ysidro, el cruce fronterizo más ocupado del mundo, tiene instalaciones con capacidad para alojar temporalmente a 300 personas.

“El número de personas no admisibles que podemos procesar en un día varía en función de la complejidad de los casos, los recursos disponibles, las necesidades médicas, los requisitos de traducción, el espacio de detención, el volumen general del puerto y las acciones de aplicación de la ley”, señaló el CBP, indicando que espera que se trate de una “situación temporal”.

Pueblo sin Fronteras, el grupo que organizó esta caravana que viajó a través del territorio mexicano desde su salida de Chiapas el 25 de marzo con el objetivo de llegar a la frontera entre Tijuana y San Diego, sigue pidiendo a la comunidad que presione para lograr que el CBP retome los trámites.

“La CBP es la agencia policial más grande del país, y puede detener, transportar y encarcelar a miles de personas en un día, pero pretende que no tiene la ‘capacidad’ para aceptar a 150 padres y niños refugiados cuya llegada ha sido anticipada y comunicada semanas antes”, dijo la organización.

Cargando Video...
Una hondureña y su bebé, las primeras de grupo de ocho migrantes de la caravana que ingresaron a EEUU

“Vamos a construir todo el muro”

La negativa para revisar las peticiones de los migrantes centroamericanos esta semana se presenta solo horas después de la visita del vicepresidente Mike Pence a la zona donde se coloca una nueva valla fronteriza en Calexico, a 100 millas del lugar donde la caravana migrante se instaló.

En un discurso ante oficiales federales en la estación de la Patrulla Fronteriza en El Centro, el vicepresidente culpó a los activistas por alentar a las personas que enfrentan dificultades en Centroamérica a viajar hacia el norte y aseguró que la administración logrará su plan de construir un muro que divida definitivamente a México y EEUU.

“Cuando se trata del muro fronterizo vamos a construirlo todo”, expresó Pence, quien se refirió a esa barrera como “una manifestación física de la determinación del pueblo estadounidense”.

“Este es el resultado directo de nuestras débiles leyes de inmigración”, agregó el vicepresidente. “Estas personas son víctimas, están siendo explotados por activistas políticos de frontera abierta”, concluyó.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés