null: nullpx
Planeta

San Francisco ya prohibió la venta de ropa y productos con pieles animales

La Junta de Supervisores aprobó la medida de manera unánime, prohibiendo la venta de abrigos, accesorios e incluso recuerdos en tiendas y en línea.
20 Mar 2018 – 08:52 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Hay al menos 50 minoristas en Union Square que llevan productos de ropa de piel. Las ventas de pieles en la ciudad se estiman en $ 40 millones anuales, según la Cámara de Comercio.
Crédito: iStock.com

SAN JOSÉ, California.– La ciudad de San Francisco prohibió este martes la venta de ropa y productos con pieles animales. La Junta de Supervisores votó de manera unánime para prohibir todo tipo de ventas, desde estolas de visón o guantes forrados de piel hasta sombreros o llaveros de buena suerte.

Según la nueva normativa, ni siquiera los artículos de piel comprados en línea se podrán distribuir o entregar en una dirección postal de San Francisco. Poseer pieles aún estaría permitido, al igual que las ventas de estas pieles en tiendas de segunda mano y centros de caridad.

La medida entrará en vigor en el año 2019 para dar oportunidad a los actuales vendedores de finalizar su inventario.

"Hablando en nombre de aquellos que no tienen voz, mis colegas votaron 10-0 para apoyar mi prohibición de la venta de ropa y accesorios nuevos de piel a partir del 1/1/19", afirmó en sus redes la promotora de la iniciativa, la representante Katy Tang. "No más ganancias de las espaldas literales de los animales",


"Soy una gran defensora de los derechos de los animales. MIentras esté en este cargo me gustaría utilizar mis habilidades legislativas para ayudar a aquellos que no pueden hablar por sí mismos", le dijo Tang al diario San Francisco Chronicle.

"Unos 50 millones de animales son sacrificados al año de manera espantosa para que podamos usar su pelaje y estar a la moda: eso no es necesario", concluyó.

Tang es vegetariana, pero reconoce que usa zapatos de cuero y que ella también puede mejorar en cuidar más el ambiente. Añadió, además, que esta nueva normativa no se trata de complicarle la vida a los empresarios de Union Square para que no vendan, pero sí de "enviar un mensaje fuerte al resto del mundo de no apoyar la innecesaria crueldad animal".

Un informe de la Contraloría de la ciudad basado en las cifras de ventas de 2012 calcula que esta medida generará una pérdida de al menos 11 millones de dólares al año para los empresarios de Union Square. Una encuesta de minoristas hecha por la Cámara de Comercio y el Distrito de Mejoramiento Empresarial de San Francisco sitúa las pérdidas en mucho más: $45 millones al año.

Aunque es la primera gran ciudad de EEUU en tomar esta decisión, ya hay prohibiciones similares en West Hollywood y Berkeley.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés