null: nullpx
Asalto

Salen de la detención juvenil los menores implicados en la muerte de Diego en Moreno Valley

Los estudiantes que enfrentan cargos por el caso de homicidio involuntario ocurrido en la escuela media Landmark recibieron la orden de arresto domiciliario. Decenas de personas manifestaron su indignación por esta decisión.
2 Nov 2019 – 1:18 PM EDT

Dos menores de edad salieron este viernes de la detención juvenil del condado de Riverside tras recibir la orden de arresto domiciliario mientras se realiza el proceso legal por la muerte de Diego Stolz, de 13 años, tras una golpiza que recibió en la escuela media Landmark en Moreno Valley el pasado 16 de septiembre.

Los jóvenes fueron liberados luego de haber comparecido en el tribunal de menores. El abogado de uno de los implicados, Ricson Dackanay dijo "mi cliente fue liberado y puesto bajo arresto domiciliario. Yo creo que el juez tomó una buena decisión dándoles una oportunidad a estos jóvenes". La próxima comparecencia ante la corte será el 6 de diciembre.

Decenas de personas se reunieron al frente de la del centro de detención juvenil para pedir justicia para Diego. "¿Qué mensaje le están transmitiendo a los demás estudiantes en las escuelas, que pueden asesinar a un niño así nada más", dijo a Univision34 una de las activistas que llegó al lugar.

Alicia Espinoza, una madre de familia contra el bullying dijo "queremos que hayan cambios radicales en el distrito escolar, que haya cero tolerancia al bullying".

Familiares piden respuestas

La familia de Diego Stolz presentó una demanda en contra del Distrito Escolar de Moreno Valley, el pasado 29 de octubre, señalando la directa responsabilidad de las autoridades escolares en la muerte del estudiante de octavo grado dentro de una de sus escuelas.

“La escuela sabía que Diego era acosado”, aseguró Dave Ring, abogado de la familia Salcedo. “Fueron informados por familiares, maestros, compañeros de clases y la propia víctima”, afirmó el abogado detallando que no era la primera vez que el menor había sido atacado.

Según Ring, la madre de Diego, Juana Salcedo, reportó durante 2018 y en varias oportunidades que su hijo, un estudiante de séptimo grado, estaba siendo acosado por otros menores de la escuela Landmark, sin embargo, la situación no cambió.


Al inicio del octavo grado, el 12 de septiembre, Diego fue golpeado por el mismo grupo de estudiantes. El ataque fue reportado nuevamente ante el asistente de director del plantel por el maestro de la víctima, pero tampoco se tomaron las medidas de seguridad pertinentes.

El viernes 13, la hermana de Diego, Jazmín Salcedo lo acompañó a la oficina del director donde nuevamente se describieron los ataques y por 20 minutos el menor compartió su experiencia. Tras dicha reunión, el asistente del director prometió a la víctima y a su hermana que se tomarían medidas de seguridad e incluso que se suspenderían a los atacantes del menor.

“Se sintió feliz de que pudo hablar con alguien sobre lo que le pasó”, dijo Jasmín Salcedo entre llanto. Al tiempo que relató que ella y su hermano regresaron a casa ese día con la esperanza de que la situación cambiaría para mejor.

El lunes,16 de septiembre Diego volvió a la escuela y durante la hora de la merienda, fue atacado brutalmente por los mismos estudiantes que lo habían atacado en repetidas ocasiones.

La víctima, de 13 años, permaneció en estado crítico durante dos semanas por las graves lesiones ocasionadas tras recibir puñetazos propinados por otros dos menores de edad, estudiantes de la misma escuela. Stolz sufrió un fuerte impacto al golpearse la cabeza contra una de las columnas de la escuela.

El ataque fue captado en un video de celular. Las imágenes muestran a dos menores golpeando a Rivera en la escuela ubicada en 15261 Dr. Legendario.

En el video, la víctima recibe un puñetazo inicial en la cara por uno de sus compañeros que viste camisa negra. Tras el impacto frontal, el menor tropieza y es atacado desde la izquierda por un segundo agresor. Acto seguido, cae al suelo y se golpea la cabeza con una de las columnas del edificio y queda tendido sin poder levantarse.


“Ellos sabían lo que pasaba y nunca hicieron nada” afirmó Ring, refiriendose a las autoridades de la escuela Landmark y el distrito escolar de Moreno Valley. “La muerte de Diego pudo ser evitada”, sentenció, explicando que con la demanda la familia busca que la institución escolar aplique verdaderas y eficientes políticas de seguridad y contra bullying.

La demanda de la familia Salcedo confirman las declaraciones que activistas contra bullying realizaron contra el distrito escolar, quienes además afirman que el caso de Diego no es el único, ya que asegura tener tres años participando en las reuniones de la Junta Escolar Unificada de Moreno Valley y las denuncias de este tipo son continuas.

Según el reporte de la policía, dos estudiantes de 13 años fueron arrestados tras el ataque dentro de una escuela de Moreno Valley que finalizó con la muerte de Diego.

Los dos sospechosos, de los cuales no fueron revelados sus identidades por ser menores de edad, ahora enfrentan un proceso judicial para menores equivalente a los cargos de asalto en casos que involucran a adultos.


RELACIONADOS:AsaltoCrímenesAtaquesBullying

Más contenido de tu interés