null: nullpx
Estafa y Fraude

"Robaron mi coche en California (pero en realidad lo quemé en Tijuana)"

El sur de California es la región con más reportes falsos por robo de autos que, en realidad, han sido abandonados o destruidos por sus dueños. En 2016 se descubrieron 61 hurtos fingidos, la cifra más alta desde hace casi una década.
12 Ene 2017 – 07:32 PM EST
Reacciona
Comparte
Un fraude de seguros frecuente en EEUU es prenderle fuego deliberadamente a un auto. Crédito: iStock

LOS ÁNGELES, California.- Al regresar de unas plácidas vacaciones lejos de su hogar en Los Ángeles, California, Martha Díaz y su esposo Jesús Caldera aparentaron recibir una triste noticia: alguien se había llevado su camioneta de modelo reciente que solían estacionar frente a su casa.

En diciembre de 2015, el matrimonio reportó el incidente como un robo a la Policía de Hawthorne y a los investigadores de seguros. Para ellos, la pérdida de su Honda del año 2012 representaba un daño económico de más de 20,000 dólares. Suerte que una póliza de seguro les cubría ante esas eventualidades.

Un año después se descubrió que sí había habido un crimen, pero ni Martha ni Jesús fueron las víctimas.

En realidad, nadie les robó su auto. Ellos abandonaron el coche en México un mes antes de salir de vacaciones, según determinó una investigación. Les impusieron cargos por fraude de seguros, perjurio y por someter un reporte falso a la policía, indicó el Departamento de Seguros de California.

Este fraude llamado ‘renuncia del dueño’ ('owner give-up') no es nuevo en el sur de California, la región del país que registra más reportes falsos por robo de auto que en realidad son abandonados o destruidos en México o en alguna zona desértica californiana.

Al cometer este delito, por el que se puede recibir una pena de al menos un año en prisión, los dueños de los carros tratan de liberarse de los pagos, recibir una ganancia mayor que en una venta o evadir sanciones establecidas en contratos de renta. Así le dejan la carga a las empresas de seguros.

Los detectives han observado dos métodos comunes para ‘desaparecer’ autos en California: los entregan a alguien para que haga con este lo que quiera o les prenden fuego en un sitio remoto.

"Pero después se encuentra el auto quemado y eso es un indicio de que algo anda mal", dijo Frank Scafidi, vocero del Buró Nacional de Crímenes contra Aseguradoras (NICB).

De acuerdo con la organización, esta práctica ilícita ha experimentado una subida en los últimos años y se sitúa en la actualidad a un nivel similar al registrado durante la crisis económica de 2008 –que dejó a muchas personas sin trabajo– y el incremento del precio del combustible en 2009, que implicó un aumento del número de personas que se deshizo de vehículos de alto consumo de gasolina.

"A menudo el aspecto financiero es el motivo. Ya no pueden pagar el coche porque perdieron el empleo", explica Scafidi, quien señala que la ciudad fronteriza de Tijuana es el destino más popular para los defraudadores.

Vigilantes de la frontera

A lo largo de los años, cámaras de vigilancia y lectores de placas instalados en la frontera han servido para detectar a los tramposos.

En esos dispositivos queda grabado el tiempo preciso que un coche cruzó hacia México y cuando el dueño regresó a EEUU. A esto se suma el registro de los pagos y la declaración del propietario.

"Hay mucha gente que cruza a México, regresa a la garita fronteriza caminando y unos días después dice: ‘No sé qué pasó, robaron mi coche en San Diego’. Pero ahí quedan los videos", señaló Scafidi.

En 2016, el Buró Nacional de Crímenes contra Aseguradoras descubrió 61 robos fingidos de carros que estaban en México, la cifra más alta registrada desde 2009. La organización no tiene claro cuántos fraudes están ligados a los más de 16,000 coches hurtados en EEUU y recuperados en ese país desde el 2010.

"Cuando ocurre el fraude, el balance del mercado de seguros se altera", expresó el comisionado de seguros de California, Dave Jones, al enjuiciar diversos casos en 2014, incluido el de Michael y Brenda Berry, quienes reportaron el hurto de su coche en el condado de Riverside, en el sur de California, aunque deliberadamente lo habían dejado en México.

Además de California, este tipo de reportes falsos son habituales en Arizona y Texas. La NICB ha notado que en Texas se deshacen más camionetas pick-up mientras que en California son más comunes las camionetas (SUV).

Sin cobertura adecuada

Hace dos años, una pareja de San Diego denunció ante la Policía que su auto compacto había sido robado en esa ciudad. Sin embargo, el hurto ocurrió en Tijuana. El matrimonio cruzaba a México con frecuencia para visitar el restaurante de sus familiares allá.

"Los detectives determinaron que la pareja mintió sabiendo dónde sucedió el robo porque su póliza de seguro no cubría pérdidas o incidencias similares al otro lado de la frontera", indicó el Departamento de Seguros.

Efraín Quezada, enlace con policías en ambos lados de la frontera para la empresa de localización satelital de autos robados LoJack, cuenta que no siempre se destruyen los coches que se abandonan en México.

"Han habido situaciones en que el vehículo ha sido abandonado, estuvo involucrado en un choque de tráfico o regalado a familiares en México", mencionó Quezada.

Vea también:

En fotos: las falsas camionetas de la Patrulla Fronteriza que usan los traficantes

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
Publicidad