Muertes

“¿Quién mató a mi esposa embarazada?”: Este hombre esperó 37 años para tener la respuesta

Detectives del Sheriff del condado de Los Ángeles arrestaron el jueves al presunto asesino de la joven Teresa Broudreaux, cuyo cadáver fue encontrado en una playa en Palos Verdes en marzo de 1980. El caso se resolvió por nueva tecnología de ADN.
30 Sep 2017 – 4:34 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Ronnie Fematt vio a su esposa embarazada, Teresa Broudreaux, alejarse molesta de su casa aquel 4 de marzo de 1980. Jamás regresó. En la madrugada siguiente, su cadáver desnudo fue encontrado en una playa de Palos Verdes, en el condado de Los Ángeles, California.

La joven pareja había discutido ese día y Teresa, enfadada, se fue caminando a la casa de su hermana. Pero en la noche, cuando regresaba a su hogar, la interceptó su asesino. La mató dándole un golpe en la cabeza. Ella tenía 20 años y 5 meses de embarazo; dejó una huérfana de solo 4 años.

Durante casi 4 décadas, Ronnie tuvo que lidiar con los comentarios y las miradas acusadoras de vecinos y compañeros de trabajo, quienes creían era el homicida. Incluso, la investigación policiaca lo colocó inicialmente en la lista de los sospechosos. Toda esa carga le fue quitada en una conferencia de prensa el viernes, en la cual se anunció que finalmente habían arrestado al asesino de Teresa.

“Antes de ir a trabajar me senté y me puse a llorar, porque el año pasado alguien le dijo a un compañero de trabajo que yo había matado a mi esposa. Todavía decían que yo lo hice”, comentó Ronnie sobre su reacción a la llamada telefónica del Sheriff en la que le informaron que habían resuelto el caso.

Detectives del Sheriff del condado de Los Ángeles siguieron todas las pistas, pero la falta de testigos complicó la investigación. Durante varios años el caso permaneció congelado. Sin embargo, una serie de coincidencias y nueva tecnología logró que el ADN, recolectado en una de las evidencias, condujeran a la detención del presunto homicida, Robert Yñiguez, de 65 años.

El ADN de Yñiguez, quien fue arrestado afuera de su casa en San Pedro el jueves, había sido archivado por un delito sexual anterior, por el cual permaneció ocho años en la cárcel. En 1981, un año después de la muerte de Teresa, él estuvo bajo custodia acusado de agredir sexualmente a una joven, pero los cargos fueron retirados porque la mujer dejó de cooperar. En 1982 lo volvieron a detener por una violación sexual y lo condenaron a 12 años en prisión (sentencia que cumplió parcialmente).

El arresto del sospechoso

Tras su liberación, Yñiguez se casó y había sido trabajador de la construcción.

Desde 2013, cuando el caso de Teresa fue tomado por una unidad especialidad del Sheriff, el hombre fue sido interrogado varias veces. El jueves, los agentes regresaron a su casa para ponerle unas esposas. Se le fijó una fianza de un millón de dólares y este lunes será presentado ante un tribunal.

“A menudo estos casos esperan una fuerte combinación de un detective que nunca se da por vencido, un testigo con un sentimiento de culpa, un sospechoso con intereses propios o, en este caso, nueva tecnología de ADN", dijo Jim McDonnell, jefe del Sheriff, en una conferencia el viernes.

Ese investigador que no cedió es Ralph Hernández, quien lloró por haber colaborado en este, uno de sus últimos casos. Está a punto del retiro tras 29 años en esa agencia. “Siempre nos da mucha satisfacción cuando podemos darles noticias y la posibilidad de justicia a la familia”, expresó con lágrimas.

Ronnie recordó el viernes que había conocido a Teresa unos años antes de su muerte. Coincidieron en un restaurante de comida rápida y eran amantes de la música. Dijo que durante 37 años vivió atormentado por el escalofriante hecho de que alguien hubiera matado a una mujer embarazada y que nadie estuvo ahí para ayudarla en su agonía.

“No había nadie para oírla llorar, nadie para oír sus gritos, nadie para ayudarla”, dijo Fematt en medio del llanto. “Cuando se desangró, el bebé murió, pienso en eso todo el tiempo”.

Las imágenes con las que la Policía busca resolver el misterio de la mujer desconocida de Huntington Beach

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesPolicíaLos AngelesLocal

Más contenido de tu interés