Seguridad y Prevención

¿Por qué alimentar a estos burros se ha convertido en motivo de multa?

A partir del 20 de julio autoridades de Riverside, en California, impondrán multas a quienes alimenten o acosen a los burros silvestres que han llegado a zonas urbanas en busca de comida.
3 Jul 2017 – 9:53 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- La Junta de Supervisores del condado de Riverside aprobó una ordenanza que prohíbe alimentar a los burros silvestres que habitan en el cañón Reche, entre las ciudades de Moreno Valley y Colton, al considerar que al ser atraídos a zonas urbanas se convierten en una amenaza a la seguridad pública.

La ordenanza 934, aprobada el 20 de junio y que entra en vigor el 20 de julio, establece multas que van de los 100 a los 500 dólares tanto por dar alimento como por acosar a los animales suelen deambular por zonas urbanas luego de que la sequía que azotó a California los dejó con poca hierba que pastar.

“Hay gente que se estaciona a lo largo del camino para darles de comer manzanas y heno, por lo que se han registrado choques entre burros y automóviles”, señaló Chris Mayer, del Departamento de Servicios de Animales de Riverside.

Los burros silvestres de Moreno Valley

Loading
Cargando galería

Uno de los peores accidentes ocurrió en 2005, cuando una mujer de 20 años murió cuando su vehículo se impactó contra dos burros en el camino, expusieron las autoridades como argumento para sustentar la ordenanza.

Cada mes, indicaron, se reporta la muerte de al menos un burro silvestre en las carreteras que cruzan los cañones de Moreno Valley y Colton.


Los burros también se han convertido en un riesgo para el paso del tren Metrolink, por lo que se han colocado cercos para mantenerlos alejados de las vías, sin embargo algunos animales logran cruzarlos, advirtieron las autoridades.

La ordenaza de Riverside es una réplica de una ley estatal existente que el California Department of Fish & Game está encargado de aplicar para evitar el acoso y la alimentación de burros silvestres.

Desde la década de 1950, los burros silvestres empezaron a proliferar en las montañas de Riverside, por lo que en 1971 el presidente Richard Nixon firmó la ley federal Wild Free Roaming Horses & Burros Act, para proteger y controlar a estos animales en terrenos federales públicos al considerarlos "símbolos vivos del espíritu histórico y pionero de Occidente" que contribuyen a la diversidad de formas de vida en el país y enriquecen la vida de los estadounidenses.

Los burro-cebras de Tijuana

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés