null: nullpx
Asesinatos

Pidió ayuda para encontrar a su esposa desaparecida, pero ahora es el acusado de asesinarla

Luego de un año de buscar a María Elena Guzmán Córdova, la investigación dio un giro inesperado: los detectives determinaron que ella había muerto y su marido era el principal sospechoso del crimen. Lo sorprendente del caso es que él mismo repartió volantes con la foto de la mujer para localizarla y pidió la ayuda de la comunidad en una conferencia de prensa.
27 Oct 2018 – 11:02 PM EDT

Acompañado de sus tres hijas, Héctor Martínez se presentó sereno a una conferencia de prensa el 27 de septiembre para contar lo difícil que había sido su vida desde octubre de 2017, cuando su esposa, María Elena Guzmán Córdova, salió enojada de su apartamento en San Diego, California, y no la volvieron a ver. Su pedido de ayuda era un recurso más usado por los detectives que intentaban resolver el caso.

Este jueves la investigación dio un giro inesperado: la Policía arrestó a este inmigrante acusándolo de ser él quien mató a su esposa y en un intento por ocultar los rastros de su crimen arrojó su cadáver cerca de una montaña en el noreste del condado. Las autoridades no han dicho cuál fue la motivación de este asesinato, ni cómo lograron encontrar el cuerpo y finalmente esclarecer este crimen.

Lo que sí dijo el Sheriff de San Diego este viernes es que los restos de Guzmán Córdova, de 38 años, fueron encontrados en una zona rural cerca de Palomar Mountain. Su identidad fue verificada a través de un análisis de ADN, pero el Médico Forense aún no ha publicado la causa ni la forma de muerte.

Martínez fue detenido el jueves por la mañana cerca de su casa en Vista, en el noroeste de San Diego. Luego fue trasladado a la cárcel central de esa ciudad acusado de asesinato y le negaron salir libre bajo fianza.

"La evidencia reunida en el transcurso de la investigación a lo largo de un año vinculó a Martínez con el asesinato de María Guzmán", indicó Rich Williams, teniente de Homicidios del Sheriff, en un comunicado.

Los investigadores creen que Martínez mató a la mujer y llevó su cuerpo a dicha montaña en un sedán de cuatro puertas o en una camioneta SUV. Eso habría ocurrido entre el 13 y el 14 de octubre de 2017.

"Queremos saber dónde está"

Hace solo un mes, este hombre dijo en una conferencia de prensa que seguía preocupado por saber sobre el paradero de su esposa. A su lado estaban sus tres hijas, de 5, 9 y 19 años. Entonces contó que él y su mujer se dedicaban a limpiar casas. Afirmó que ser un padre soltero le había complicado la vida.

"Solo queremos saber dónde está ella", expresó en español. "Ella quería mucho a sus hijas".

Martínez había dicho a los detectives que su esposa salió de su apartamento al norte de la avenida Santa Fe, en Vista, alrededor de las 9:00 pm del 13 de octubre de 2017. En ese momento su hija menor dormía y nadie más estaba en casa, afirmó. También contó que la mujer no tomó su teléfono celular, su billetera, ni los medicamentos que estaba tomando para la depresión.

Al denunciar su desaparición relató que ambos habían discutido la noche anterior. Cuando los reporteros le cuestionaron sobre ese pleito no quiso dar detalles.

"¿Había un conflicto o problemas entre ustedes antes de que desapareciera?", preguntó un periodista.

"Ahhh… sí, problemas", respondió vagamente.

"¿Qué clase de problemas?", le cuestionó inmediatamente otro reportero. "No quiero comentar sobre eso", expresó Martínez viendo a la persona que traducía sus palabras en inglés.

Posteriormente, su hija mayor, Kellie Martínez, señaló que había sido "un año difícil" y aseguró que su madre nunca antes se había ido de la casa. También contó que se había vuelto la madre de sus hermanas menores.

"Ser responsable de ellas es difícil. Independientemente de las acciones que tome, pienso en lo que mi madre querría hacer, como alentar a las niñas para que vayan bien en la escuela".

Tras la desaparición de Guzmán Córdova, la Policía entrevistó a vecinos en el complejo de apartamentos donde vive esta familia.

Durante meses, los oficiales de policía e investigadores de homicidios hablaron con otros residentes en su complejo de apartamentos, caminaron por senderos a lo largo del río San Luis Rey (en Oceanside) y hasta usaron perros de búsqueda. Pero no encontraron nada.

También se ofreció una recompensa de 1,000 dólares para lograr el arresto del responsable.

Nadie imaginaba que el presunto asesino era la persona que reportó su desaparición y repartió volantes con una foto en blanco y negro de Guzmán Córdova en la comunidad de Vista.

Mira tambiéñ:


En fotos: Así se resolvió el asesinato del niño ‘Piqui’, cuyo cadáver fue encontrado en el lago Cachuma

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés