null: nullpx
Abuso Policíaco

No habrá cargos para policías que dispararon más de 70 veces y mataron a un sospechoso armado

El 21 de julio de 2018, dos oficiales de Anaheim estuvieron involucrados en una persecución que concluyó con la muerte del sospechoso. El video del altercado fue publicado y se informó que los oficiales que dispararon 76 veces contra Eliuth Penaloza Nava, de 50 años no enfrentarán cargos criminales.
9 May 2019 – 12:56 PM EDT

El 21 de julio de 2018, la policía de Anaheim recibió una llamada indicando que Eliuth Penaloza Nava, de 50 años, estaba bajo los efectos de las drogas y llevaba en su automóvil, una camioneta Chevrolet, un cuchillo y una pistola.

Nava “tenía un historial de abuso de drogas” y sus padres temían que su hijo estuviera bajo la influencia de nuevo. Durante la mañana del tiroteo, su familia fue a verlo y encontró un arma en su vehículo para después, alertar a uno de los hermanos de Nava con el que no sostenía una buena relación e incluso, había atacado previamente.

Cuando el oficial Kevin Pedersen y el agente Sean Staymates llegaron a la casa de la familia Nava en la calle South West en Anaheim, Nava huyó, iniciando así una persecución que terminó con su muerte después de recibir 76 disparos propiciados por los oficiales.

Antes de disparar, los oficiales vieron que Nava se agachó. En ese momento, según el informe, Pedersen aseguró ver un arma que parecía ser una Glock. Según el fiscal de distrito adjunto Scott Woolridge, "El oficial Pedersen continuó disparando por temor a que Nava pudiera comenzar a disparar al azar a los civiles en la zona". Según Woolridge, el oficial Pedersen estaba siempre al tanto de lo que lo rodeaba y disparó al creer que la seguridad de los ciudadanos estaba en peligro.

"Es nuestra opinión legal que faltan pruebas suficientes para demostrar, más allá de una duda razonable, la culpabilidad criminal por parte de los oficiales Staymates y Pedersen cuando dispararon a Nava el 21 de julio de 2018", dijo la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Orange en una carta al jefe de policía de Anaheim, Jorge Cisneros, en la que se proporcionan detalles de la investigación

Según el informe Nava "no levantó las manos en el aire, ni dio ninguna indicación de que se estaba rindiendo", indicó Woolridge. Por ello, los oficiales dispararon ocho rondas a la parte trasera de la camioneta. Sin embargo, cuando Nava parecía estar bajando del vehículo, Pedersen disparó cuatro rondas más, mientras que Staymates también disparó cuatro rondas al sospechoso, según información reportada dentro del informe.

El jefe de policía, Jorge Cisneros calificó el caso de "perturbador" e "irresponsable" y confirmó la destitución del policía Kevin Pedersen, quien estaba a prueba, mientras que el agente Sean Staymates, será disciplinado.

Por su parte, un familiar de Nava indicó que no tomarán acciones legales contra la ciudad de Anaheim aunque sí piensan que las autoridades podrían haber manejado mejor el incidente.

Estos son los más buscados por el FBI en Los Ángeles

Loading
Cargando galería


Te puede interesar

Más contenido de tu interés