null: nullpx
Bullying

"Mi hija tenía sueños, pero no los logrará por el bullying", dice el padre de la niña que se suicidó tras insultos en la escuela

La familia de Rosalie asegura que denunciaron a las autoridades escolares el acoso del que era víctima su hija, pero los funcionarios no hicieron nada al respecto, por lo que planean interponer una demanda contra el distrito escolar por homicidio culposo. Sus compañeros le llamaban "fea", "zorra" y hasta hicieron un video burlándose de ella.
20 Dic 2017 – 7:31 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Rosalie Ávila, una adolescente hispana de 13 años, posaba con una expresión triste frente a una cámara. Vestía de negro y su cabello cubría parte de su rostro desencajado, el cual contrastaba con las sonrisas de su madre y sus hermanos. Fue su última foto familiar. La imagen se tomó poco antes de que la niña, cansada del 'bullying' que sufría en la escuela -según las denuncias de su propia familia- decidiera ahorcarse en su cuarto el pasado 28 de noviembre.

El padre de la menor, Fred Ávila, asegura que su hija se quitó la vida tras meses de implacables insultos y burlas en su secundaria, Mesa View, en la ciudad de Calimesa, en el sur de California. Sus compañeros se burlaban de ella y le hacían toda clase de ofensas, hasta llamarla "puta", "zorra" y decir que padecía enfermedades venéreas. Incluso fueron más lejos y en internet publicaron un video en el cual la identificaban como una "chica fea" comparada con una "chica bonita". La mofa se viralizó en el plantel y se extendió por las redes sociales.

Rosalie dejó un diario en el que anotaba todas las ofensas de las que era víctima y en su nota suicida, la adolescente expresó que sus padres eran tan feos como ella.

"Mi hija tenía sueños, quería ser abogada, sabía qué carro, qué casa y qué ropa quería tener, pero ahora no lo logrará a causa del 'bullying'", dijo Ávila en una entrevista con Univision Noticias.

La familia anunció el lunes que interpondrá una demanda por homicidio culposo en contra del Distrito Escolar Unificado Conjunto Yucaipa-Calimesa, que abarca los condados de Riverside y San Bernardino. Esta acción legal reclama que dicho organismo contribuyó a la muerte de la niña por no responder adecuadamente al acoso reportado en varias ocasiones.

En tanto, el distrito escolar Yucaipa-Calimesa y el Sheriff San Bernardino investigan por separado el caso.

"Hablamos con el director de la escuela porque hubo un video que se hizo viral allí. Estuvieron enterados, hubo mucha gente que sabía del 'bullying', el superintendente hasta se disculpó conmigo. Pero no querían lidiar con esto ni detenerlo; lo escondieron", aseguró Ávila.

Este martes por la tarde se realiza el velorio de Rosalie en el cementerio Rose Hills de Whittier, en el este del condado de Los Ángeles. El miércoles será sepultada en ese panteón.

Ávila señala que su hija luchó durante varios meses de constantes agresiones verbales. Un día antes de suicidarse, la adolescente fue encarada por algunos de sus compañeros, quienes le dijeron que tenía que tomar una bebida -cuyo contenido se desconoce- para evitar enfrentarse a golpes con alguien. "Tomó la bebida, la escupió, les dijo 'no voy a pelear contigo' y corrió", relató él. "Era demasiado".

El hombre contó que las ofensas continuaron incluso después de que le quitaron el frenillo dental a su hija, la causa inicial del acoso.


Pero sus palabras fueron inútiles.

Las cosas empeoraron cuando sus compañeros de clase modificaron un video "retratando cómo era una chica fea y cómo era una chica bonita" y usaron una foto de Rosalie para representar a la niña fea, aseguró el abogado Brian Claypool, representante de los Ávila.

Las burlas que recibió la niña decían que tenía "dientes feos; que era fea, una puta, una zorra; y que tenía enfermedades de transmisión sexual", según Claypool.

El abogado comentó que la expresión de Rosalie capturada en su última foto familiar muestra lo deprimida y temerosa que estuvo antes de ahorcarse. "La escuela falló en protegerla del acoso que la llevó a vestir de negro y deprimirse, como se ve en la foto", reclamó el litigante.

El padre de la niña indicó que el comportamiento de su hija cambió radicalmente unas semanas antes del suicidio. Desde octubre notó que la menor comenzó a cortarse. "Ella era diferente en los últimos 30 días. Cambió, dejó de sonreír, de bailar y de bromear, y empezó a estar más enojada y triste. La llevamos a consejería. Nunca pensamos lo que haría", contó.

El distrito escolar Yucaipa-Calimesa no comentó sobre las quejas de la familia Ávila. En un comunicado indicó que coopera "plenamente" con el Sheriff de San Bernardino en la investigación de este caso. Y por su cuenta, señaló, indaga sobre las circunstancias que llevaron al suicidio de su estudiante.

"Dado que estos esfuerzos continúan y debido a nuestro compromiso de proteger la privacidad de nuestros estudiantes y sus familias, no podemos compartir ningún detalle en este momento", señaló el organismo, el cual organizó una vigilia en su campus por la muerte de Rosalie y ha ofrecido consejería y material sobre prevención de suicidios a su alumnado.

La familia Ávila planea honrar la memoria de su hija proponiendo una ley llamada 'Rosie', que abogue por castigos más duros contra el acoso verbal. "No quiero que otro niño se suicide por 'bullying', por eso queremos actuar de inmediato", dijo el padre de la menor. "Queremos que las cosas cambien y que protejan a los niños", enfatizó.



“Yo intenté quitarme la vida”

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés