Incendios

Los incendios de Los Ángeles arden fuera de control y arrasan 5,400 acres, siguen las evacuaciones

Bomberos combaten por segundo día dos incendios que han arrasado 5,400 acres de arbusto y chaparral, forzado evacuaciones y han generado una columna de humo que ha llevado a las autoridades a emitir un aviso por el deterioro de la calidad del aire en el noreste del condado de Los Ángeles.
20 Jun 2016 – 6:44 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Dos incendios forestales que comenzaron este lunes en el Bosque Nacional Ángeles han arrasado ya con 5,400 acres de arbusto y chaparral a los pies a escasa distancia de áreas residenciales de las ciudades de Duarte y Azusa, en el condado de Los Ángeles, donde al menos 750 viviendas fueron desalojadas por precaución.

El Servicio Forestal de Estados Unidos (USFS) confirmó la mañana del martes que ambos incendios—apodados "Reservoir fire" y "Fish fire"— arden fuera de control y que cuadrillas de bomberos continúan sus labores para lograr contener el avance de las llamas.


Bomberos del condado y de USFS combinaron esfuerzos durante la jornada del lunes y en horas de la noche se activaron unidades aéreas para ayudar a sofocar las llamas. La sequía, las temperaturas elevadas y las condiciones áridas en la región, según señaló USFS, han complicado las labores para contener los siniestros.

La agencia gubernamental además presentó datos sobre la racha de destrucción que han dejado las llamas. De acuerdo con las más recientes cifras , los incendios "Reservoir" y "Fish" han consumido 2,400 y 3,000 acres respectivamente.



Incendios vecinos

El primer incendio -bautizado Reservoir- se declaró sobre las 11 de la mañana del lunes junto a la reserva Morris al parecer a consecuencia de un accidente de tráfico, según la agencia City News Services. Un vehículo se salió de la autopista 39.

Las temperaturas extremas que sofocaron el sur de California este lunes, junto con la sequedad del terreno acumulada por 5 años de sequía, favoreció la rápida propagación de llamas. Los bomberos sospechan que partículas de ese incendio arrastradas por el viento dieron origen al segundo de los fuegos, llamado Fire, que creció con mucha fuerza.

A las 6 de la tarde de ayer, Reservoir había calcinado 1,500 acres y Fish 2,000. El fuego se ha desplazado en dirección este, subiendo por las colinas y alejándose de las casas, una condición que podría cambiar durante la noche en función del viento.

"La evacuación ha sido obligatoria", comentó Isaac Cuevas, residente de Duarte, a Univision Los Ángeles.

"Teníamos todo en mente programado. No nos costó mucho trabajo empacar y estuvimos ayudando a otros vecinos. La evacuación fue tranquila", comentó Cuevas que veía cómo las llamas subían hasta la cima del cerro próximo a su vivienda.

En Duarte, las evacuaciones están en vigor para la zona norte de la calle Markwood entre Westvale Road y la avenida Greenbank; al norte de Deerlane Drive, entre Greenbank y Mountain Crest; y para los residentes en Mount Olive Dirve al noroeste de la calle Conata. Esto incluye a los vecinos de Spinks Canyon Road, Rim Road, Goldenmeadow Drive, High Mesa Drive, y Tall Pink Drive.

En Asuza, el área más afectada es la que se encuentra en Rainbow Ranch y Mountain Cove.


Arden las montañas de Los Ángeles cerca de Azusa y Duarte

Loading
Cargando galería


Alerta por humo

Ambos fuegos generaron una gigantesca columna de humo, la tarde del lunes, que llevó a las autoridades a emitir una advertencia por la mala calidad del aire sobre una amplia región del noreste de Los Ángeles. El aviso continúa en pie y se prevé que afectará hasta la medianoche del martes.

El aviso por humos está activo para parte del valle y las montañas de San Gabriel, Pomona, Walnut, el área metropolitana de Riverside, Big Bear Lake y un amplia área del condado de San Bernardino.

"La calidad del aire puede alcanzar niveles dañinos para la salud en las áreas impactadas por el humo", aseguró en un informe el organismo supervisor South Coast Air Quality Management District.


Lea también:

Más contenido de tu interés