null: nullpx
Construcción

Los Ángeles aprobó plan millonario para reparar las banquetas dañadas

El nuevo plan destinará 31 millones de dólares anualmente durante un plazo de 30 años para reparar las aceras.
29 Mar 2016 – 3:47 PM EDT

El Concejo Municipal de Los Ángeles aprobó un nuevo proyecto de ley que ofrece una estrategia para lograr la reparación de las aceras dañadas a lo largo de la ciudad.

El más reciente plan—ratificado la mañana del martes—fue impulsado por los concejales Paul Krekorian y Joe Buscaino y devolverá la responsabilidad del mantenimiento de las aceras a los propietarios de hogares y edificios comerciales.


La medida, apodada “fix-and-release” (repara y libera), está de acorde con las leyes estatales de California, las cuales especifican que las banquetas y su manutención le pertenecen al dueño(a) de un hogar o un inmueble comercial.

Bajo las normas del plan Krekorian /Buscaino, la primera reparación de una acera dañada será gestionada por autoridades municipales. Una vez concluido el reparo, el dueño (a) del hogar será responsable de remediar los futuros daños. La ciudad ofrecerá una garantía de 20 años sobre las reparaciones. Los propietarios de viviendas o construcciones comerciales también podrán recurrir a la ciudad para llevar a cabo una renovación preliminar con cinco años de garantía.

Cuatro décadas de negociaciones y problemas

Hace 40 años, legisladores en Los Ángeles aprobaron una medida que trasladó el cargo y los costos de los proyectos de reparación al municipio. Sin embargo la disminución de fondos federales para costear los arreglos ha dejado a los legisladores locales, a los propietarios y a los peatones en jaque.

El proyecto de ley de Krekorian /Buscaino representa casi dos años de negociaciones y esfuerzos por parte de los legisladores y los residentes angelinos de llegar a un acuerdo y resolver el asunto de las banquetas deterioradas. Ambos legisladores anunciaron la aprobación de su medida en Twitter y pronunciaron la votación favorable como un logro para los residentes de la ciudad.

El plan destinará 31 millones de dólares anualmente durante un plazo de 30 años para reparar las aceras.

La ciudad iniciará los proyectos de reparación en las zonas peatonales de los edificios gubernamentales y posteriormente extenderá los arreglos a las áreas residenciales.

Más contenido de tu interés