null: nullpx
Marihuana

La expedición de licencias para vender marihuana en Los Ángeles y otros asuntos polémicos sobre la legalización de la hierba en California

Quienes pretendan abrir un negocio en la ciudad de Los Ángeles para vender cannabis a partir del 1 de enero de 2018, cuando el comercio de la marihuana recreativa sea legal en California, tendrían que obtener un permiso municipal y para ello se anticipa una fila muy larga.
15 Ago 2017 – 3:55 AM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El Concejo Municipal de Los Ángeles establecerá un sistema de permisos para regular la venta y el cultivo de la marihuana con fines recreativos, así como para la fabricación de productos que contengan cannabis, de acuerdo al anteproyecto de ley recién modificado.

En junio pasado el presidente del Concejo Municipal, Herb Wesson, presentó el borrador de lo que sería la ordenanza municipal para regular la comercialización de la marihuana, que establecía "inmunidad limitada" para quienes vendieran la hierba, sin que el gobierno local se comprometiera a darles autorización.

Después de 60 días de recibir comentarios públicos, esta semana el concejal Wesson presentó algunas modificaciones al anteproyecto que permitirían la expedición de licencias, la elaboración de aceites de marihuana y una extensión de las zonas en la ciudad donde se podrá cultivar para su venta.


Rigoberto Valdez, vicepresidente del sindicato UFCW Local 770 que representa a 26 de los 135 dispensarios de marihuana que operan legalmente en Los Ángeles, explicó que la propuesta inicial establecía requisitos que agravarían los problemas de seguridad pública, darían continuidad a la fallida guerra contra las drogas y no habría equidad dentro de la industria.

Por ello este martes, en la sesión del comité que analiza la ordenanza, representantes de dispensarios y activistas a favor de la marihuana se manifestaron en el City Hall para impulsar el sistema de permisos, la restricción en el número de establecimientos y presionar para que se modifiquen algunos otros puntos del anteproyecto de Wesson para que sean compatibles con la ley estatal.

Como parte de la regulación del comercio de la marihuana, el gobierno municipal también creará el Departamento de Cannabis y la Comisión de Cannabis, a través de las cuales se otorgaría el permiso de venta, con el cual se podrá tramitar una licencia estatal.

Aún no está claro cuántos establecimientos de marihuana para uso recreativo podrían operar en la ciudad. Actualmente se estima que hay más de 700 dispensarios ilegales de marihuana medicinal.

Como líder sindical, Valdez contempla que las autoridades primero den licencia a los 135 dispensarios de marihuana medicinal que existen legalmente y que un año después haya una expansión en el número de establecimientos.

Sin embargo, para hacer una solicitud como nuevo comerciante de la marihuana, según Valdez, "hay una fila muy larga".


'Cannabis Bank'

Las autoridades locales también contemplan establecer un mecanismo que permita a los empresarios de la marihuana pagar impuestos a través de un sistema bancario. Actualmente los dueños de dispensarios de marihuana medicinal pagan impuestos en efectivo, ya que a nivel federal el producto de sus ventas sigue siendo ilegal.

La Contraloría Municipal estima que en el primer año ingresen 50 millones de dólares a las arcas de la ciudad debido al impuesto a la marihuana recreativa.

En noviembre de 2016 los votantes de California aprobaron la Proposición 64 que legalizó la hierba para uso recreativo y en las elecciones municipales de marzo pasado los angelinos respaldaron la Medida M para que el ayuntamiento tome control de los expendios de marihuana e imponga un impuesto.

La Proposición 64, que entra en vigor el 1 de enero de 2018, también establece que una persona mayor de 21 años de edad puede poseer hasta una onza (28.5 gramos) de marihuana en público y puede cultivar para uso propio y sin necesidad de permiso, hasta seis plantas en su vivienda.

Las 'Hermanas del Valle', unas devotas del cannabis

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés