null: nullpx
Elecciones 2016

Kamala Harris, simpatizante de una reforma migratoria, afianza curul en el Senado de EEUU

En campaña, Harris prometió impulsar una reforma migratoria y defender las acciones ejecutivas que otorgaron permisos de trabajo a estudiantes indocumentados.
9 Nov 2016 – 3:05 AM EST

LOS ÁNGELES, California.- Kamala Harris, fiscal general de California, tomaba la madrugada del miércoles una notable ventaja de su rival, la congresista Loretta Sánchez, en la carrera por una curul en el Senado de Estados Unidos. De confirmarse su triunfo, ella sería la primera mujer de raza negra y asiática que represente al Estado Dorado en ese cuerpo legislativo.

Cuando se había contabilizado el 66% de los precintos electorales, Harris se había afianzado el 63.6% de los votos, frente al 36.4% de Sánchez.

“Tengo la intención de luchar para garantizar que todas nuestras comunidades sean más fuertes. Nuestros ideales están en juego justo. Tenemos que luchar por lo que somos”, expresó Harris en su cuenta de Twitter. “Debemos hacer todo lo posible para sanar y unir a este país”, agregó.

La procuradora estatal era la preferida del Partido Demócrata californiano para sustituir a Barbara Boxer, quien se retira después de seis períodos en el Senado. Desde 1992 no estaba disponible un escaño de ese cuerpo legislativo para California.

Harris, hija de una pareja de inmigrantes, una hindú y un jamaiquino, lanzó su candidatura al Senado en 2015 y no solo superó a Sánchez en respaldos políticos, sino en financiamiento. Más de 14.5 millones de dólares recaudados le permitieron comprar anuncios en la transmisión de la pasada Serie Mundial y otro a nivel estatal en el que el presidente Barack Obama le refrendó su apoyo.

Ella se posicionó a favor de los derechos de la comunidad gay, de un cambio al sistema judicial y de una reforma migratoria para once millones de indocumentados.

“Este es un momento que nos desafía y sé que nos levantaremos”, expresó Harris la noche del martes.

Nacida en Oakland, California, es el político de raza negra de mayor rango en el estado.

Graduada de la universidad Howard, la funcionaria, de 51 años, comenzó su carrera en la Fiscalía del condado Alameda, en el norte de California. En 2003, Kamala se convirtió en la primera mujer, de descendencia asiática y negra, que tomó las riendas de la Procuraduría del condado de San Francisco. Siete años después, compitió y ganó el liderato de la Fiscalía general de California, donde aún sigue.


En su campaña por el Senado de EEUU, la procuradora estatal se comprometió a defender las órdenes ejecutivas de Obama, como el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que canceló las órdenes de deportación y otorgó permisos de trabajo para miles de indocumentados que fueron traídos por sus padres siendo niños.

También anticipó que desde el Senado trabajará para construir una mejor relación entre las agencias del orden y las comunidades migrantes, combatir el fraude migratorio, apoyar a quienes llegan huyendo de la violencia y luchar contra el robo de salario y otros delitos que afectan a los trabajadores migrantes.

Su contrincante, Sánchez, nació hace 56 años en la ciudad de Lynwood, California. Sus padres son inmigrantes mexicanos. Por casi dos décadas ella ha sido representante del sur de California en el Congreso. Desde 2013 ella es titular del Distrito 43, que abarca el condado de Orange. Dicha jurisdicción también estuvo bajo su responsabilidad de 1997 a 2003. Además representó el Distrito 47.


Más contenido de tu interés