Condenas

"Intolerante al trabajo físico", la falsa excusa médica que envía a la cárcel a una mujer

Una persona condenada a recoger basura en las carreteras de California presentó un justificante falso para evitar cumplir con su pena por motivos de salud.
12 Dic 2016 – 2:25 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Los tribunales de Los Ángeles endurecieron la sentencia que pesa contra una mujer condenada por corrupción después de que ella presentara un justificante médico falso para evitar tener que realizar los trabajos comunitarios a los que fue sentenciada y que implicaban recoger basura en las carreteras de California.

“Intolerante al trabajo físico”, así describe la nota atribuida a un doctor de la clínica Keck Medicine de la Universidad del Sur de California (USC) a Jiah ‘Rhea’ Chung, de 46 años, quien según ese documento tampoco debería pasar mucho tiempo al sol debido a que estaba siendo sometida a una evaluación sobre el estado de su corazón y sus pulmones.

Las autoridades que revisaban el caso de Chung sospecharon del documento porque usaba un lenguaje muy general –poco propio del colectivo sanitario- y carecía de la firma del galeno.

El dinero de las becas

Fue así que descubrieron que el justificante había sido obra de Chung, quien en 2014 se declaró culpable de tres cargos por apropiación indebida de fondos públicos de Los Angeles Trade-Technical College Foundation, una institución de la que era directora ejecutiva y que concede becas de estudios a jóvenes de zonas humildes de Los Ángeles para que puedan cursar estudios superiores. La mayoría de los beneficiarios de esas becas son hispanos.

Chung reconoció que se adueñó de más de 50,000 dólares y llegó a un acuerdo con la Fiscalía del condado de Los Ángeles para devolver el dinero. La pena incluía realizar 60 días de trabajos comunitarios al servicio de Caltrans, agencia estatal encargada del mantenimiento de las autopistas.

La mujer se declaró culpable de 3 cargos de corrupción y la Fiscalía retiró otros 8. Según Los Angeles Times, diario que destapó el escándalo en 2012 y reveló este fin de semana el falso justificante, entre 2009 y 2011, Chung pudo ingresar de forma indebida hasta 140,000 dólares.

El dinero que desviaba la exdirectiva iba a pagar, entre otras cosas, sus prácticas de golf (9,000 dólares), su suscripción anual a la Filarmónica de Los Ángeles (2,500 dólares) o la cuota de socio de un club privado (5,000 dólares).

Dos años después de la sentencia, que incluía tres años de libertad condicional, Chung no ha llegado a realizar ningún día de trabajo para Caltrans con la excusa de que no estaba en condiciones de hacer ese trabajo.

En fotos: El desafío de trabajar a más de 100 grados

El desafío de trabajar a más de 100 grados

Loading
Cargando galería

La excusa que vale 60 días de cárcel

El doctor cuyo nombre aparece en la nota médica, Gregory L. Taylor, explicó que le pidió a la mujer que ella redactara el documento para ver qué quería exactamente que él argumentara, pero nunca vio el papel, que terminó siendo presentado directamente al agente que lleva su caso y después en los tribunales.

En una audiencia el 2 de diciembre, la fiscal Dana Aratani confrontó a Chung sobre su “intolerancia al trabajo físico” y sus problemas con el sol cuando va a jugar al golf.
“Voy en un carrito con techo, y llevo un sombrero”, respondió Chung, según Los Angeles Times.

El juez entendió que Chung había tratado de engañar a las autoridades y la sentenció a 60 días de cárcel, aumentó su tiempo de libertad condicional un año y dobló los días que tendrá que realizar servicios para la comunidad, aunque aceptó que la mujer no los cumpliera limpiando autopistas. Está previsto que Chung ingrese en prisión en enero.

RELACIONADOS:CondenasCaliforniaTrabajoCorrupciónLocal
Publicidad