null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

ICE: "Están a punto de ver muchos más agentes de deportación en California"

En respuesta a la declaración de estado santuario en California, el director interino del Servicio de Inmigración y Aduanas, Thomas Homan, advirtió que su agencia realizará más operaciones migratorias para tratar de resarcir la falta de cooperación de las policías locales y estatales.
3 Ene 2018 – 09:48 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

LOS ÁNGELES, California.- Tras dibujar un escenario apocalíptico y con "más muertes" debido a la reciente declaración de California como estado santuario, el director interino del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), Thomas Homan, dijo que prepara un plan para "aumentar significativamente" el número de agentes que busquen a indocumentados "criminales" en vecindarios y lugares de trabajo.

"Vamos a estar por todos lados", advirtió Homan este miércoles en una entrevista con Fox News. "Están a punto de ver a muchos más agentes especiales, muchos más agentes de deportación", agregó el funcionario sin precisar la cantidad de oficiales que enviaría a California.

La llamada 'Acta de Valores' o SB54 fue firmada por el gobernador Jerry Brown en octubre pasado. Se trata de un revés a la administración Trump, que ha hecho de la política migratoria una prioridad. Dicha legislación que entró en vigor este lunes establece que la policía local no podrá indagar el estatus migratorio de las personas, ni participar en acciones contra la inmigración indocumentada.

Además, prohíbe compartir información con ICE o transferir a los detenidos que han sido condenados por una o más ofensas de una lista de 800 delitos menores. Los departamentos, incluso las que se oponen a la SB54, como el Sheriff del condado de Los Ángeles, han cambiado sus procedimientos, dejando de seleccionar a los presos y entrenando a su personal para no cooperar con los agentes migratorios.

Para el director interino de ICE, esta falta de cooperación, que ya se exigía a través de la 'Ley de Confianza' (Trust Act), ha puesto en libertad a indocumentados peligrosos y citó el caso del guatemalteco Nery Israel Estrada-Margos, quien tras ser detenido por violencia doméstica en agosto pasado, el Sheriff de Sonoma lo liberó, ignorando una petición de las autoridades migratorias, que verificaron que este había sido deportado en 2008.

"¿Qué pasó? Dos semanas después él mató a esa mujer (a su expareja que golpeó, Verónica Cabrera Ramírez). Ahora hay dos hijas jóvenes sin su madre", dijo el funcionario. "Puedo dar ejemplo tras ejemplo del efecto de esta ley sobre la seguridad de las comunidades en California", agregó.

Sin embargo, diversas investigaciones han mostrado que el índice delictivo de las ciudades santuario es más bajo y que los inmigrantes, sin importar de donde provengan, cometen delitos en menores niveles que los estadounidenses. En 2010, la tasa de encarcelamiento de los inmigrantes mexicanos era de 2.8%, tres veces menos que el de los hombres blancos.

California bajo amenaza, según ICE

Homan, quien aseguró que el presidente Trump respalda su decisión de enviar más agentes de ICE a California, arremetió contra los políticos que han respaldado las legislaciones santuario e incluso anticipó que "más ciudadanos van a morir debido a estas políticas". Por eso, dijo, es necesario forzarlos a eliminar tales normas demandándoles por "proteger a ilegales" y reteniendo fondos federales.

"Lo que ellos han hecho es forzar a mis agentes a arrestar criminales peligrosos en sus casas y sus lugares de trabajo, en vez de arrestarlos bajo la seguridad de las cárceles del condado, es ridículo", reprochó, afirmando que los policías californianos se oponen a la declaración de estado santuario.

Cargando Video...
California comienza a implementar las políticas de estado santuario, pese a las objeciones de algunos alguaciles

"Si creen que están protegiendo a la comunidad inmigrante, están haciendo lo opuesto. Porque si creen que ICE se irá, no lo haremos. No hay 'santuarios' para las agencias del orden", expresó Homan. "Si los políticos en California no quieren proteger a sus comunidades, ICE lo hará", agregó.

ICE tiene 19,608 empleados, de los cuales 12,382 son agentes, aunque no informa cuántos hay en cada una de sus oficinas. La administración Trump quiere contratar a 10,000 nuevos empleados, pero no está claro cuál es el plan para enviar a más oficiales a California.

A pesar de la ley de estado santuario, ICE aún se puede enterar sobre los indocumentados bajo custodia de los condados, ya que cada detenido es fotografiado y se le toman las huellas dactilares, información se traslada a una base datos a la cual pueden acceder las agencias del orden, incluyendo ICE.

Si alguna persona despierta el "interés" de ICE, envía una solicitud conocida en inglés como 'detainer request'. Para cumplir con la llamada Ley de Confianza (Trust Act), otra norma que protege a los inmigrantes, las policías locales deben notificar al detenido que se ha emitido dicha petición.

A decir del titular interino de ICE, California se volverá centro de operaciones de los traficantes de droga y recibirá una oleada de delincuentes. "California agárrate bien. Las organizaciones de tráfico están usando las leyes de ciudades santuario como punto de venta. Más inmigrantes ilegales vienen a California, más criminales inmigrantes vienen a California", advirtió.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés