null: nullpx
Armas

Hispano se alistó para el Día del Juicio Final con rifles de asalto y un lanzallamas

"Te sorprendería lo que puedes encontrar en un swap meet", dijo Héctor Mariscal a los agentes federales que lo arrestaron con un arsenal en su casa.
15 Sep 2016 – 8:10 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Un hispano del sur de California que decía estar "preparándose para el Día del Juicio Final" acumuló múltiples rifles de asalto, pistolas, miles de cartuchos, chalecos antibalas y hasta un lanzallamas.

Héctor Mariscal, de 41 años de edad, dijo ser un 'Doomsday Prepper' (alguien que se prepara para un escenario apocalíptico) y que era coleccionista de armas de fuego, pero reconoció que la posesión era ilegal.

La Oficina de la Procuraduría Federal en Los Ángeles informó este miércoles que Mariscal aceptó un acuerdo de culpabilidad por lo que podría pasar hasta 10 años en una prisión federal si el juez le otorga la pena máxima el próximo 21 de noviembre.


El 29 de junio agentes federales realizaron un cateo en la casa ubicada en el 5175 de la avenida Magnolia, en Riverside, donde vivía quien decía estar preparado para el Día del Juicio Final.

Agentes del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos (ATF) lo tenían en la mira desde cuatro meses antes, cuando durante en el curso de una investigación descubrieron que era uno de los abastecedores en el mercado negro de las armas de fuego.

Al cruzar la calle donde Mariscal tenía su arsenal y negocio de venta de fusiles AR-15 a policías encubiertos, se ubica el Colegio Comunitario de Riverside (RCC), por lo que los agentes federales se aprestaron a realizar el cateo.

En la vivienda encontraron decenas de rifles de asalto, ametralladoras, escopetas, escuadras, revólveres, pistolas táser, cargadores, silenciadores, chalecos antibalas y miles de cartuchos de diverso calibre, refiere el expediente judicial en su contra.


Al ser arrestado, Mariscal aceptó que no tenía permitido tener tal arsenal, ya que contaba con antecedentes criminales desde 1995 por robo domiciliario, de vehículo y posesión ilegal de armas.

Cuando los agentes de la ATF lo interrogaron, en repetidas ocasiones se describió como un 'Doomsday Prepper', por lo que también contaba con una colección de navajas y otros objetos peligrosos, incluyendo el lanzallamas.

Varias de las armas y productos para su equipo de 'supervivencia para el Día del Juicio Final' los adquiría en mercados sobre ruedas, señala la acusación de la fiscalía.

"Te sorprendería lo que puedes encontrar en un swap meet", le dijo Mariscal al oficial de la ATF que lo entrevistó, según consta en el expediente.


Más contenido de tu interés